21 de Enero 2019
Valores en Estados Unidos: un campo de minas

En nuestra última nota, deberíamos haber hablado del cuarto trimestre de 2018 en lugar del año 2019, ya que los mercados se dieron cuenta de nuestros temores antes de lo que habíamos previsto. Por ejemplo, Apple ha aturdido al mercado al reducir su estimación de beneficios, debido principalmente a la desaceleración de la economía china, que se encuentra bajo la presión de la guerra comercial. La confirmación de la advertencia de Apple llegó de la mano del PMI de diciembre de China, que mostró una contracción en la actividad económica.

"La volatilidad solo es buena si es parte de la tendencia y proporciona puntos de entrada dentro de una tendencia", S. Druckenmiller

Las noticias de Apple han afectado duramente al mercado a principios de 2019, hasta que un sólido informe de empleo lo colocó en una mejor posición. Veamos ahora los demás problemas a los que se enfrentan los mercados de valores de los Estados Unidos.

La Reserva Federal

Existe un temor generalizado entre los inversores de que la Fed va a continuar aumentando los tipos a medida que la economía se desacelere, lo que podría llevar a una recesión económica. En diciembre, la Fed indicó que querría subir los tipos dos veces en 2019, pero actualmente el mercado asume ningún aumento para 2019. A pesar del reciente comentario del presidente de la Fed, Jerome Powell, en el que se mostraba prudente, la verdad es que hay una gran diferencia entre la visión de la Reserva Federal y del mercado sobre la evolución de la economía en 2019. No solo el mercado está en desacuerdo con la Fed, sino que Donald Trump también lleva meses tuiteando activamente contra su presidente. Trump cree que Powell es el culpable de la caída del mercado e incluso ha investigado si tiene o no la autoridad legal para despedirlo.

La división en la administración pone en evidencia las diferencias entre los demócratas y los republicanos

Mientras escribimos esta nota, el gobierno de los Estados Unidos lleva parcialmente cerrado un par de semanas, lo que no es particularmente perjudicial para la economía a corto plazo, pero sí resalta el bloqueo del gobierno con el que probablemente deberán cargar los Estados Unidos en 2019. Con el control del Congreso dividido ahora entre republicanos y demócratas, el gobierno no ha podido ponerse de acuerdo sobre la financiación debido a unos míseros 5.000 millones de dólares que el presidente Trump quiere destinar a la construcción de un muro en la frontera con México. Esto es solo una muestra de lo que ocurrirá cuando el Tesoro de los Estados Unidos tenga inevitablemente que pedir al Congreso que aumente el techo de la deuda dentro de unos pocos meses. Cabe recordar que en 2011 la calificación crediticia de los EE. UU. se redujo tras una prolongada lucha en el Congreso, que casi hizo que el país dejara de pagar su deuda. No cuesta mucho imaginar una crisis de techo de deuda similar (o peor) en 2019. Tampoco queremos ignorar la posibilidad de una grave interrupción en el gobierno si los demócratas intentan destituir a Trump. Se espera que Mueller presente en febrero su informe sobre la intervención rusa, lo que podría ser el catalizador que ponga en marcha el proceso del juicio político.

Conclusión

En el último trimestre ya nos mostrábamos cautelosos con respecto a las perspectivas del mercado estadounidense en 2019, aunque ahora, tras la fuerte caída, creemos que el nivel de riesgo del mercado ha disminuido. Sin embargo, esperamos ver una continuidad de la elevada volatilidad, lo que pondrá a prueba la resolución de todos los inversores. En última instancia, la valoración prestará apoyo al mercado, pero hasta que no mejore la situación de la guerra comercial y podamos superar los próximos obstáculos políticos, sería mejor mirar hacia otros mercados de acciones, incluidos mercados emergentes, como Brasil, u otros mercados desarrollados, como Japón y Europa. 

Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Análisis / Estados Unidos / Informe de estrategia / Mercados