21 de Marzo 2022
Un repunte de alivio largamente esperado

El S&P 500 repuntó un 6,2 % esta semana gracias a la buena racha de cuatro días en los que el mercado prefirió ver las cosas desde una perspectiva positiva. El Dow Jones Industrial Average (+5,5 %) y el Russell 2000 (+5,4 %) tuvieron ambos una subida de más del 5,0 %, a la vez que el Nasdaq tomó la delantera, con una ganancia del 8,2 %. 

Una confluencia de factores ayudó a recuperar el ánimo del mercado, como las declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, de que la probabilidad de una recesión era baja; algunos informes indicando avances en las conversaciones entre Ucrania y Rusia, funcionarios chinos realizando declaraciones de apoyo a sus mercados y un enfriamiento en el precio del crudo.

Otra interpretación válida para este repunte es que el mercado simplemente estaba a la espera de un rebote técnico, y el sentimiento bajista al comienzo de la semana sentó la base. A su vez, probablemente hubo alguna actividad de cobertura de posiciones cortas en la mezcla.

Diez de los once sectores del S&P 500 cerraron al alza, con nueve subiendo entre un 2,7% (inmobiliario) y un 9,3% (consumo discrecional). El sector de la energía (-3,6 %) fue el único que cerró a la baja, ya que el precio del crudo WTI cayó más de un 5%, hasta situarse por debajo de los 95 dólares el barril en algún momento y terminar la semana por encima de los 100.

El mercado del Tesoro experimentó cierta actividad de aplanamiento de la curva, con los tipos a más corto plazo superando los tipos a más largo plazo. El rendimiento del bono a 2 años aumentó 21 puntos básicos, hasta el 1,96 %, y el rendimiento del bono a 10 años aumentó 15 puntos básicos, hasta el 2,15 %.

Sobre la reunión de políticas de la Fed, la entidad elevó el rango objetivo del tipo de los fondos federales en 25 puntos básicos a 0,25-0,50%, tal como se esperaba, e indicó seis aumentos de tipos más este año.

Además, Powell anunció que la Fed podría empezar a reducir el tamaño de las tenencias en su balance a partir de mayo. También avanzó que la Fed no ve evidencias de una espiral de precios y salarios en este momento, pero hay una “desalineación” de oferta y demanda en el mercado laboral. Finalmente, apuntó que algunas áreas de la economía que experimentaron un gran crecimiento salarial el año pasado parecen estar normalizándose, lo que sugiere que no se está produciendo una espiral.

Descargar el PDF (ESP / ENG)
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager de Creand Wealth Management (Miami, EE. UU.)

ETIQUETAS

Análisis