21 de Diciembre 2020
Rebalanceo masivo de cara a la semana navideña

La semana pasada, los principales índices de mercado dieron una continuidad a la tendencia positiva y establecieron nuevos máximos históricos. El Nasdaq cerró la semana ganando un +3,05%, el S&P 500 un +1,25% y el Dow Jones un +0,44%. Solo dos de los 11 sectores del S&P 500 terminaron la semana en rojo; el sector de servicios de comunicación cerró en un –0,46% y el de energía cedió un –4,3% por la toma de beneficios. A lo largo de la semana se dieron una serie de factores positivos para los mercados, entre los cuales se encuentran el lanzamiento de las vacunas y el anuncio de las políticas de la Fed. Ambos anuncios marcan un hito en el camino de Estados Unidos para controlar la pandemia y avanzar con la recuperación económica.  

La FDA finalmente ha aprobado dos vacunas contra el COVID-19, la de Pfizer & BioNTech, que comenzó a distribuirse y aplicarse la semana pasada, y la de Moderna, que se empezará a distribuir esta semana Algunos altos funcionarios del gobierno ya han recibido la vacuna de Pfizer en público, para ayudar a generar confianza, y se espera que el presidente electo Joe Biden junto con su esposa reciban la primera dosis de la vacuna de Pfizer durante el día de hoy.

Por otro lado, los planes para un paquete de alivio contra el coronavirus toparon la semana pasada con otro conjunto de inconvenientes. A pesar de que los mercados tenían la esperanza de estar más cerca de un acuerdo, las negociaciones se extendieron hasta el fin de semana y finalmente el domingo se aceptó un estímulo por 900.000 millones de dólares. La Cámara de Representantes y el Senado tienen programado votar durante el día de hoy el paquete de ayudas, junto con la medida de 1,4 mil millones para financiar al gobierno.

A mediados de semana, la Reserva Federal definía su postura política como “extraordinariamente acomodaticia” y se comprometía a seguir comprando bonos a un ritmo de al menos 120.000 millones en bonos cada mes hasta que se complete la recuperación económica. La postura de la Fed ayudó a los inversores a pasar por alto los datos de ventas minoristas, relativamente decepcionantes con una disminución del -1,1% en noviembre, y las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo, que aumentaron a su máximo de tres meses para la semana que terminó el 12 de diciembre.

Esta semana el S&P 500 comenzará a cotizar con Tesla como miembro. Algunos analistas anticipan cierta volatilidad en el mercado de acciones mientras los grandes inversores ejecutan los rebalanceos de sus carteras para hacer espacio para Tesla.

Download (Spanish & English version)
Elizabeth Penagos
Junior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Análisis / Estados Unidos / Mercados / Nuestra visión de los mercados