16 de Enero 2019
Principales desafíos del 2019

El año ha concluido con un fuerte pesimismo entre los inversores. La incertidumbre comercial entre EE. UU. y China, los desafíos políticos en Europa y una política monetaria más restrictiva por parte de los bancos centrales apuntan a un menor crecimiento a escala global. Entonces, ¿qué nos deparará el 2019?

Aunque no tenemos una bola de cristal para predecir qué ocurrirá en los distintos activos financieros para 2019, el consenso espera que el crecimiento económico global sea de un 3,5% respecto al 3,7% de 2018.

Analizando por regiones, en Europa los indicadores adelantados y de confianza siguen mostrando retrocesos desde los máximos alcanzados a principios de 2018 y, aunque todavía permanecen en niveles que sugieren la continuidad del ciclo expansivo, las estimaciones de crecimiento de la zona euro se han revisado a la baja y se espera que crezca un 1,6%, cuando en 2018 creció un 1,9%, pese a que aún continúa por encima de su crecimiento potencial a largo plazo. Los riesgos políticos continúan generando incertidumbre.

Italia, la tercera economía de la Unión Europea, ha sido muy desestabilizante durante este 2018 debido a las tensiones con la Comisión Europea, aunque finalmente rebajó su objetivo de déficit presupuestario para 2019 al 2,04% desde el 2,4% inicialmente propuesto. En los próximos días, el Parlamento de Westminster decidirá si aprueba o rechaza el acuerdo alcanzado entre Theresa May y la Unión Europea. Más allá del Brexit, las autoridades europeas afrontarán otros desafíos en 2019, como las decisivas elecciones del Parlamento Europeo en el mes de mayo o de la Comisión Europea en octubre. Sin olvidar que Draghi termina su mandato en octubre y ha anunciado que la reinversión de los vencimientos se mantendrá durante un período después de la primera subida de tipos, que se espera para después del verano. Finalmente, la inflación aún se mantiene por debajo del objetivo del BCE, inferior al 2%.

En EE. UU. es difícil que el crecimiento se mantenga en los niveles de 2018, pero el ritmo de crecimiento potencial se mantendrá por encima y se espera que crezca alrededor del 2,6% para 2019. El consumo privado, alrededor del 70% del PIB americano, seguirá apoyando el ritmo de crecimiento sólido y los indicadores adelantado (PMI) y de confianza del consumidor se mantienen muy elevados. La Fed continúa con su visión positiva sobre la economía y prosigue la normalización de la política monetaria, con la inflación subyacente en el 1,8%, en línea con el objetivo a largo plazo. Respecto a la guerra comercial, el inicio de las negociaciones entre EE. UU. y China permite algo de optimismo y las amenazas de nuevas subidas de tarifas han quedado en suspenso hasta que termine el plazo de las negociaciones, en marzo de 2019.

Los factores de riesgo continúan siendo elevados pero los argumentos a favor de una recesión son débiles

Respecto a los países emergentes, después del complicado año, en el que se debilitaron debido a la revalorización del dólar y por las subidas de tipos de la Fed, se esperan tasas de crecimiento más altas para este año que las economías desarrolladas, del 4,9% frente al 2,1%, según estimaciones del FMI. Su necesidad de financiación exterior, aunque existe, es más manejable que en períodos anteriores. No obstante, algunos países continúan en una situación delicada y con problemas estructurales, como Argentina o Turquía, y hay que ser selectivo en la selección de países, ya que existen diferencias significativas.

El riesgo de recesión para 2019 parece bajo. En resumen, el crecimiento global sigue siendo bastante fuerte, las condiciones financieras son ampliamente acomodaticias, aunque esperamos cierto endurecimiento de la política monetaria, y la inflación continúa siendo moderada. Además, el coste de la deuda es muy bajo debido a los tipos de interés actuales. No obstante, deberemos acostumbrarnos a convivir con más episodios de volatilidad en nuestro día a día, ya que la economía real deberá ajustarse al nuevo paradigma económico de menor crecimiento y subidas de tipos de interés. 

Sergi Casòliva
Gestor Multiactivo y Clientes Institucionales Júnior

ETIQUETAS

Análisis / Crèdit Andorrà / Economía / Informe de estrategia / Mercados / Paises