24 de Noviembre 2017
¡Por fin es viernes!

Política y bancos centrales

Tras doce horas de negociación, Angela Merkel no logró formar gobierno de coalición y podría tener que convocar elecciones. Las conversaciones se rompieron el domingo por la noche por las desavenencias entre el partido de Merkel y los Verdes sobre política energética. Es la primera vez en treinta años que los políticos alemanes no logran formar un gobierno de coalición.

Durante la semana han continuado las iniciativas para evitar nuevas elecciones. El jefe del mayor partido de oposición (SPD), Martin Schulz, dice estar listo para mantener conversaciones con Merkel y está preparado para respaldarla, pero solo para un gobierno en minoría en esta etapa. Por su parte, Merkel prefiere nuevas elecciones antes que un gobierno minoritario. Si no se logra la coalición, el presidente, Frank-Walter Steinmeier, podría tener que convocar nuevas elecciones, que se celebrarían alrededor de marzo de 2018.

En Estados Unidos, Janet Yellen ha confirmado que dejará la junta de gobernadores de la Fed una vez que Jerome Powell preste juramento. Su vacante dará a Donald Trump un cuarto puesto para completar la nueva Fed, incluido el de vicepresidente.

Las actas de la última reunión de la Fed parecen confirmar una subida de tipos en diciembre, ya que "muchos participantes pensaron que otro aumento [de tipos] estaba justificado a corto plazo, si los datos económicos publicados no alteraban las perspectivas a medio plazo". Sin embargo, las perspectivas para 2018 parecen algo más cautas, ya que "algunos participantes advirtieron que más aumentos [en tipos] mientras la inflación se mantenga persistentemente por debajo del 2% podrían deprimir indebidamente las expectativas de inflación" y un par de miembros incluso sugirieron que la Fed debería revisar el objetivo del 2% a un "enfoque de subidas graduales".

Macro

Después de recuperarse de la caída de julio, las órdenes de bienes duraderos estadounidenses no cumplieron las expectativas en octubre y bajaron un 1,2% frente a las expectativas de un aumento del 0,3%. Aún más preocupante es el descenso en las órdenes core (excluyendo partidas volátiles como gastos de defensa o pedidos de aeronaves), del -0,5% mensual frente a expectativas de un aumento del 0,5%, la mayor caída en trece meses.

El PMI manufacturero en Japón subió a un nuevo máximo en noviembre y sugiere que la expansión se aceleró en el último trimestre del año. Además, la encuesta muestra que las presiones sobre precios continúan fortaleciéndose. La subida desde el 52,8 de octubre al 53,8 en noviembre marca la lectura más elevada desde el alza del impuesto a las ventas de 2014. Las exportaciones por su parte aumentan más rápido que las importaciones, lo que debería seguir respaldando el crecimiento del PIB en el trimestre. El aumento del 14,0% anual de las exportaciones en octubre se mantuvo prácticamente sin cambios desde septiembre, pero por debajo del dato esperado de 15,7%. Aunque el aumento del 18,9% de las importaciones también fue más débil de lo esperado, marcó el aumento más fuerte desde enero de 2014.  

Positiva publicación de las encuestas de confianza empresarial en la zona euro, donde se ven mejoras tanto en el sector manufacturero como en el de servicios. Dentro de la encuesta manufacturera, el aumento en las exportaciones hacia un nuevo récord es una clara señal de que la fortaleza del euro está haciendo poco daño al crecimiento de las exportaciones en un entorno de saludable demanda global. Las empresas de ambos sectores informaron que los pedidos globales habían aumentado y, en el sector de servicios, las expectativas de producción también mejoraron.

El aumento en noviembre del sentimiento empresarial alemán sugiere que las empresas no parecen inmutarse por la incertidumbre política. Incluso si los votantes tienen que regresar a las urnas, parece que la economía no debería resentirse. El indicador del clima empresarial IFO aumentó en noviembre a 117,5 desde 116,7 en octubre, marcando un nuevo récord y por encima de las expectativas de consenso de una pequeña caída a 116,6. Mientras el índice de condiciones actuales se redujo, el índice de expectativas aumentó bruscamente.

En el Reino Unido, la tasa de crecimiento en el último trimestre se ha confirmado en 0,4%, en línea con la primera estimación del PIB.

Mercados

En la semana de Acción de Gracias, casi la totalidad de los mercados bursátiles cierran en positivo (MSCI World +0,99%). Tan sólo Turquía (-1,5%), a pesar de la intervención de su banco central para frenar la caída de la divisa, y China (-0,4%), sin razón aparente que lo justificara, cierran con descensos.

Los mercados emergentes (+1,40%) lideraron los avance,s con Europa (Euro Stoxx 50, +1,1%) pisándole los talones. En Estados Unidos (+0,91%) vemos nuevos máximos históricos, con el S&P 500 superando la barrera de los 2.600 puntos por primera vez.

En renta fija, también una semana positiva, donde el aplanamiento de la curva estadounidense continúa, con el diferencial 2-10 años cerrando por debajo de 60 puntos básicos por primera vez en una década.

Con subidas superiores al 1%, los bonos emergentes también marcan el paso en los mercado de bonos, aunque tanto los core (EE.UU. +0,75% y Alemania +0,78%) como los periféricos y high yield suben en la semana.

Divisas y materias primas

El dólar estadounidense se depreció durante la semana, antes de comenzar en el Senado las discusiones para la aprobación de la reforma fiscal.

Ni las negociaciones del Brexit ni las negociaciones en Alemania pasaron factura a las divisas, con la libra esterlina y el euro subiendo un 1% frente al billete verde.  

Por último, el petróleo (WTI 3,8%, Brent +1,34%) marca máximos anuales a la vez que el mineral de hierro sube un 8,5% a un máximo de dos meses, impulsado por los precios del acero y los recortes en curso de producción de acero en China.

¡Buen fin de semana!

Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Bancos centrales / Divisas / Economía / Mercados / Paises / Política monetaria