29 de Septiembre 2017
¡Por fin es viernes!

Política y bancos centrales

Donald Trump anunció su esperada reforma fiscal: impuesto de sociedades del 35% al 20%, rebaja del máximo para las rentas más altas del 39,6% al 35%, duplica el mínimo exento (situado ahora en 12.000 dólares para un matrimonio con ambos cónyuges trabajando). Esto se combina con medidas para repatriar capital y una simplificación de los tramos fiscales, que pasan de siete a tres (12%, 25% y 35%). Sin embargo no ha aclarado cómo se financiará.

Trump también presentó las nuevas restricciones para entrar en EE. UU., en las que se incluyen a tres países más: Corea del Norte, Venezuela (dirigentes) y Chad. El ministro de Exteriores coreano, Ri Yong Ho, dijo en Nueva York que su país podría derribar aviones de combate estadounidenses que estuvieran en territorios internacionales, como plan para defenderse.

La Unión Demócrata Cristiana (CDU/CSU) de Angela Merkel ganó las elecciones con el 32,8% de los votos, por debajo de lo que anticipaban las encuestas, 36-37% (vs. 41,5% en 2013). Este resultado equivale a 238 escaños frente a los 316 necesarios para obtener la mayoría absoluta. El Partido Social Demócrata (PSD), que formó coalición con la CDU entre 2013 y 2017, obtuvo el 20,4% (148 escaños), también por debajo de lo que anticipaban las encuestas, 22-25% (vs. 25,7% en 2013). A continuación, el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), euroescéptico, obtuvo el 13% (95 escaños) vs. 11% estimado (sin representación parlamentaria en 2013). El Partido Liberal (FDP) obtuvo el 10,7% (75 escaños) vs. 9% estimado (sin representación en 2013), los Verdes el 9% (65 escaños) vs. 8% estimado (8,4% en 2013) y la Izquierda un 9,1% (66 escaños) vs. 10% estimado (8,6% en 2013). El presidente del PSD ha anunciado que no renovará la coalición de gobierno de las elecciones pasadas, por lo que Merkel tendrá que negociar una coalición con el Partido Liberal (FDF) y los Verdes (supondría el 52,5% de los votos). Si no se consiguiera formar coalición, podría ser que hubiera que adelantar elecciones. El euro se deprecia moderadamente hasta 1,1932 USD/€ desde 1,1951 del cierre anterior y los futuros del EuroStoxx caen un 0,11%%.

El primer ministro japonés Shinzo Abe anunció oficialmente que disolverá la cámara baja y convocará elecciones generales para el 22 de octubre. En la conferencia de prensa destacó la falta de mención del objetivo de Abe de revisar la constitución, que sería uno de los principales puntos de discusión en la campaña electoral. La prioridad de Abe puede haber pasado a unificar al partido en torno a él antes de las elecciones del Partido Liberal Democrático en septiembre de 2018, en las que buscará un tercer mandato, aun habiendo riesgo de perder la mayoría de dos tercios requerida para proponer un posible cambio de la constitución.

Janet Yellen advirtió el martes en una conferencia que los legisladores deben tener cuidado al “actuar de forma demasiado gradual” en política monetaria pese a las “serias incertidumbres” que se dan en torno a la inflación. William Dudley, de la Fed de Nueva York, ha señalado que la inflación debería "estabilizarse alrededor del objetivo del 2% de la Fed a medio plazo". Así, en respuesta, "la Fed probablemente seguirá retirando los estímulos monetarios poco a poco". Charles Evans, de la Fed de Chicago, discrepó y señaló que "necesitamos ver signos claros de  presiones en salarios  precios antes de dar el próximo paso".

Mario Draghi, en una conferencia económica, señaló que “la expansión en la zona euro es ahora sólida y amplia en países y sectores", pero no dio pistas sobre el alcance y el enfoque en los planes de reducción de estímulos. Dijo que "tenemos que ser sensibles sobre el peligro de detener una recuperación con decisiones precipitadas de política monetaria" y que sabemos que "un grado muy importante de flexibilidad monetaria sigue siendo necesaria para que la inflación se materialice." 

El jefe de negociaciones de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ha señalado que no están dispuestos a discutir un acuerdo comercial hasta que el Reino Unido ofrezca más claridad. Señaló que es importante ahora que el gobierno del Reino Unido traduzca el discurso (PM May's) a una clara posición de negociación. Su homólogo David Davis ha reiterado que el Reino Unido cumplirá sus compromisos financieros, pero ha evitado detalles específicos.

Macro

La tercera y última revisión del PIB estadounidense del segundo trimestre se revisó del 3,0% al 3,1%, (más exactamente del 3,049% al 3,06%), mejor que el 3,0% esperado y más que el doble del 1,2% del PIB del primer trimestre. El aumento del PIB reflejó principalmente las contribuciones positivas del consumo privado, la inversión fija no residencial, las exportaciones, el gasto del gobierno federal y la inversión de inventarios privados que fueron parcialmente compensados por las contribuciones negativas de la inversión fija residencial y del gobierno estatal y local. Las importaciones aumentaron.

Después de la caída en julio, los pedidos de bienes duraderos estadounidenses, a pesar del impacto de los huracanes Harvey e Irma, mostraron una subida del 1,7% mensual, por encima de lo esperado (1,0%).

En Japón tuvimos una semana cargada de datos. La inflación subió de 0,4% a 0,7%, la más alta en tres años, principalmente debido  al aumento de la inflación energética, que pasó del 5,8% al 7,0%. La inflación subyacente también subió de 0,1% a 0,2%. El aumento del 2,1% en la producción industrial fue más fuerte de lo esperado por consenso (1,8%), sólo ligeramente por debajo de los máximos de abril. El empleo pasó de 0,9% a 1,3%, el nivel más fuerte en un año y la tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en el 2,8%. Por último, el repunte de la encuesta de confianza empresarial manufacturera PMI en septiembre sugiere que la actividad industrial japonesa siguió creciendo a un ritmo fuerte en el tercer trimestre aunque sugiere que las presiones en precios siguen siendo moderadas. El índice aumentó de 52,2 en agosto a 52,6 en septiembre, consistente con ganancias trimestrales de producción industrial de alrededor del 2%.

La inflación de la eurozona (1,5%) se situó en el mismo nivel que en agosto, algo por debajo del pronóstico de consenso que esperaba un pequeño aumento. La inflación subyacente, que excluye energía, alimentación, alcohol y tabaco, se desaceleró ligeramente del 1,2% al 1,1%.

El indicador de clima de negocios IFO en Alemania se redujo de 115,9 a 115,2 en septiembre, por debajo del pronóstico del consenso de 116,0. Tanto el índice de condiciones actuales como el de expectativas cayeron. Sin embargo, la confianza empresarial sigue siendo fuerte y está muy por encima de su promedio de largo plazo de 102,7 y cerca del récord de julio de 116,0. La inflación se mantuvo sin cambios en septiembre (1,8%), algo más débil que el pronóstico del consenso y deja la inflación por debajo del máximo reciente de febrero del 2,2%.

Mercados

Semana positiva para los mercados desarrollados, con los índices estadounidenses marcando nuevos máximos históricos, el Euro Stoxx 50 un 0,74% arriba y el Nikkei japonés también ligeramente al alza.

La fortaleza del dólar pesó en las bolsas emergentes (-2,7%), con caídas semanales en Asia, Latinoamérica y Europa del Este.

En una nueva semana donde los inversores se inclinaban por los activos de riesgo, los bonos gubernamentales, especialmente los de mayor calidad (EE.UU. y Alemania), perdían terreno y cedían cerca de un 2%. También se veían afectados los bonos emergentes (-2%) por la fortaleza del dólar, mientras los bonos de mayor riesgo (high yield) cierran la semana al alza.

El pasado viernes Moody’s revisó el rating de Reino Unido un escalón a la baja, hasta Aa2 con perspectiva estable desde Aa1 con perspectiva negativa, por la incertidumbre sobre el Brexit. Esta revisión era previsible, teniendo en cuenta que Moodys rebajó la perspectiva del rating hasta negativa desde estable, el 24 de junio. Además, el rating de Moody’s estaba un escalón por encima del rating de las otras dos grandes agencias, Fitch (AA con perspectiva negativa) y S&P (AA con perspectiva negativa). 

Divisas y materias primas

Las palabras de Janet Yellen fortalecieron al dólar estadounidense frente al resto de monedas, llegando a recuperar niveles por debajo de 1,18 frente al euro durante la semana (1,182 actual). La libra esterlina también se beneficiaba de las palabras sobre tipos de interés del economista jefe del Banco de Inglaterra. Las mayores correcciones, de nuevo, entre las divisas emergentes.

El petróleo WTI subía durante la semana, tras apuntar Turquía que podría cerrar las exportaciones de petróleo kurdo que atraviesan su territorio. Entre los metales preciosos, comportamiento dispar, con el cobre al alza (+1,52%) y correcciones en el mineral de hierro (-1%). Los metales preciosos caían al salir los inversores de activos refugio.

¡Buen fin de semana!

Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Economía / Mercados / Paises / Política / Política monetaria