15 de Septiembre 2017
¡Por fin es viernes!

La semana comenzó con especial atención al impacto del huracán Irma, que golpeó Florida el domingo por la mañana. Se clasificó como tormenta de categoría 4 cuando llegó, habiendo dejado ya un rastro de destrucción en el Caribe. Tras la mayor evacuación masiva en la historia de los EE.UU., la  magnitud del daño no se conocerá en días y la preocupación ahora se centra en las tormentas que le han seguido, con los primeros informes sugiriendo que tres millones de personas están sin energía y ciertas zonas de Florida devastadas. Sin embargo, parece que el peor de los escenarios no se ha producido, después de que la tormenta se desplazara hacia el oeste y evitara la ciudad de Miami. 

Política y bancos centrales

El lunes el Consejo de Seguridad de la ONU votó por unanimidad una versión diluida de las sanciones a Corea del Norte, que no incluye un embargo petrolero. La resolución aprobada busca reducir las importaciones de productos refinados de petróleo a dos millones de barriles por año y prohibir las exportaciones de textiles, pero no incluye un embargo de petróleo más estricto, probablemente reflejando la falta de apoyo de China y Rusia. Esto debería ayudar a corto plazo al sentimiento de mercado en la medida en que no se opone a China, pero la realidad es que tampoco resuelve mucho. 

El miércoles Corea del Norte amenazó con utilizar armas nucleares contra Japón. “Japón no tiene por qué continuar existiendo”. “Debería ser hundido en el mar con bombas nucleares” dijo la agencia estatal de noticias norcoreana. Hoy sube más la tensión después de que Corea del Norte lanzó su 15º misil, que esta vez sobrevoló Japón y recorrió 3.700 km, la mayor distancia alcanzada hasta ahora por un misil norcoreano. Es la “respuesta” a las nuevas sanciones de la ONU a Corea del Norte. Tillerson (Secretario de Defensa de EE.UU.) reaccionó declarando que “esperamos que China no rechace ni descarte que tiene una herramienta (su comercio con Corea) muy poderosa (para presionar a Corea), y que China es la única que puede utilizarla.”  

El presidente Donald Trump planea una campaña agresiva de viajes que le llevará a 13 estados en las próximas siete semanas, para vender la idea de su reforma tributaria, tratando así de evitar repetir los fracasos de  comunicación en su intento de revocar el Obamacare (reforma sanitaria). 

El Banco de Inglaterra dejó entrever que podría subir los tipos en noviembre, siempre que los datos confirmen los indicios de que la actividad económica se ha estabilizado en el tercer trimestre después de debilitarse en el segundo.  

Macro

La inflación subió un 0,4% mensual en los EE.UU., el mayor repunte desde enero, impulsada por el aumento de los costes de energía (compensado por el descenso en los precios de vehículos). El IPC permanece por debajo del mandato de la Fed en el +1,9%, aunque en el nivel más alto desde abril. En la inflación subyacente (+0,2% y 1,7% interanual), el índice de vivienda fue el principal contribuyente al alza, aumentando un 0,5%, su mayor incremento desde octubre de 2005. El salario medio por hora aumentó un 0,6% en agosto frente al 0,7% anterior. Después de la notable subida de julio, las ventas minoristas en agosto cayeron un 0,2% mensual, mientras la sorpresa de julio se revisaba a la mitad. Debido al colapso de las ventas de autos en Estados Unidos, la producción industrial cayó un 0,9% mensual, después de seis ganancias mensuales consecutivas, la mayor caída mensual desde mayo de 2009.  

Semana cargada de datos en China. La tasa de inflación se aceleró dos décimas más de lo previsto al 1,8% en agosto desde el 1,4% de julio, la primera vez que se acelera en tres meses y marcando máximos de siete meses. Los precios de los alimentos, el mayor componente del índice, cayeron un 0,2% mientras los precios no alimentarios se aceleraron hasta el 2,3% en agosto frente al 2% de julio. Las exportaciones en agosto crecieron un 5,5% interanual (6% esperado) en dólares, mientras las importaciones lo hacían un 13,3% (10%). Estos datos sugieren que la demanda interna es más sólida de lo esperado, mientras las exportaciones indican un debilitamiento de la demanda mundial. Las exportaciones hacia países emergentes de Asia y Estados Unidos compensaron menores exportaciones hacia la UE y Japón. Por último, se publicaron la producción industrial (que crece un 6% interanual frente al 6,6% esperado, el ritmo más lento de este año) y las ventas minoristas (que suben un 10,1% interanual frente al 10,5% esperado), por debajo de lo esperado. 

El aumento mensual del 0,1% de la producción industrial de la zona euro, en línea con consenso, impulsó la tasa de crecimiento anual del 2,8% al 3,2%. La producción cayó un 0,1% en Alemania y un 0,4% en España, mientras aumentó un 0,6% en Francia y un 0,1% en Italia. El empleo aumentó un 0,4% en el segundo trimestre, manteniendo la tasa de crecimiento anual sin cambios desde el primer trimestre en el 1,6%. 

En el Reino Unido la inflación subió desde el +2,6% al +2,9% interanual en agosto, un incremento mayor de lo esperado por el consenso (+2,8%). Tras haber disminuido los últimos meses, la inflación ha vuelto a la tasa que alcanzó en mayo de 2017. La inflación subyacente también aumentó más de lo esperado en agosto, del +2,4% al + 2,7%. Los datos de empleo trimestrales hasta julio fueron mejores de lo esperado (+181.000 vs. +150.000), con la fuerza laboral aumentando en 106.000 personas y la tasa de desempleo cayendo 0,1 pbs al 4,3%, nuevo mínimo de 40 años. El crecimiento de los salarios (2,1%) fue más débil de lo esperado. 

Mercados

Los índices estadounidenses alcanzaban nuevos máximos históricos en una semana positiva en los mercados de renta variable donde los mercados desarrollados (+0,96%) subían algo por encima de los emergentes (0,80%). El Nikkei, apoyado en la debilidad de su divisa, destacaba con una subida superior al 3%. En el lado opuesto se encontraba el FTSE 100 británico, que perdía un 2% lastrado por la apreciación de la libra. El Euro Stoxx subía cerca de un 2%.  

Los mercados de deuda caían en esta semana en la que los activos de riesgo recuperaban el protagonismo. Los bonos estadounidenses (-1,7%), alemanes (-1,6%) y británicos (-1,6%) eran los de peor comportamiento. Los primeros por la salida de activos refugio y los últimos por la posible subida de tipos de interés en el Reino Unido según dejaba entrever el Banco de Inglaterra en su última reunión. Solo los bonos high yield conseguían cerrar en positivo.    

Austria emitió el martes 3.500 milones de euros de deuda con vencimiento 100 años. Vale la pena señalar que Austria solo se convirtió en una república independiente hace 62 años. La demanda de los inversores fue fuerte, con las peticiones alcanzando los 11.000 millones de euros. El precio fue fijado en un rendimiento del 2,112%, que compara favorablemente con otros bonos emitidos recientemente de vencimiento similar (Bélgica 2,057%, Irlanda 2,16%, México 4,21% y Argentina 7,19%). 

Divisas y materias primas

Positiva semana para el dólar estadounidense, que se apreciaba contra todas las divisas, excepción hecha de la libra (+2,9%) tras la reunión del Banco de Inglaterra. Destacan las subidas frente a monedas consideradas refugio como el franco suizo (-1,5%) y especialmente el yen (-2,7%). El euro también cedía algo de terreno (-0,55%) cotizando de nuevo por debajo de 1,20.  

El petróleo subió con fuerza durante la semana (West Texas +5,2%, recuperando parte del terreno perdido tras el huracán Harvey, y Brent +3,8%), tras la previsión de la Agencia Internacional de la Energía que la demanda global de crudo será un 1,7% más alta en 2017 gracias a un consumo más fuerte de lo esperado en Europa y EE.UU. 

Los metales refugio como el oro y la plata vieron caídas durante la semana, aunque también corrigieron cerca de un 3% materias primas industriales (cobre y mineral de hierro). Les retrasos en cosechas estadounidenses impulsaron las materias primas agrícolas, especialmente el trigo (+7,7%). 

¡Buen fin de semana!

 

Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Política