28 de Julio 2017
¡Por fin es viernes!

Política y bancos centrales

El Congreso norteamericano acordaba adelantar un proyecto de ley que castigaba a Rusia por su participación en las elecciones de 2016 y también restringir los poderes presidenciales para eliminar las sanciones contra Rusia. Pasará ahora a votación y, si se aprueba, podría poner a Donald Trump en una situación difícil, pues ha declarado públicamente que quiere mejorar las relaciones con Rusia. Si el Congreso vota esta resolución, podría verse alineado con Vladimir Putin si no responde positivamente cuando llegue a su mesa para la firma. Estas cuestiones son obviamente importantes por muchas razones, pero no menos importante es que Trump necesita al Congreso de su lado si tiene esperanzas de rescatar su agenda legislativa.

En la misma línea sobre los vínculos políticos de los Estados Unidos con Rusia, durante dos horas y media de preguntas y respuestas en el Senado, el asesor de la Casa Blanca Jared Kushner negó que "...conspirara con Rusia, ni sé de nadie en la campaña que lo hiciera..." Dicho esto, también confirmó cuatro contactos con los rusos durante la campaña presidencial, pero dijo que "los encuentros fueron inmemorables".

La saga para revocar el Obamacare continúa. Donald Trump sigue desafiante al advertir a los republicanos del Senado que cualquier persona que vote no está diciendo que está "de acuerdo con la pesadilla del Obamacare. Los Republicanos siguen sin encontrar un plan de reemplazo que pueda atraer más de 50 votos en el Senado, aunque el partido tiene una mayoría de 52 a 48.

En una entrevista para el Wall Street Journal, Donald Trump reiteró su intención de seguir adelante con la reforma sanitaria, la reforma fiscal y el plan de infraestructuras, a la vez que anunciaba que “decretará pronto medidas antidumping para el acero”. En la misma entrevista dijo que está considerando a Janet Yellen y Gary Cohn para la presidencia de la Fed. Refiriéndose a la actual presidenta dijo: "Me gusta" y "me gusta ver que los tipos se mantienen bajos... Ella ha sido históricamente una persona de tipos bajos..."

Líderes republicanos dijeron que debido a las incógnitas asociadas al impuesto en la frontera, no formarán parte de las negociaciones sobre cómo revisar el código de impuestos de los Estados Unidos.

El ministro de Comercio británico apuntó que será difícil llegar a un acuerdo comercial con la UE para 2019. El acuerdo sólo se alcanzará después de que expire el periodo de negociaciones de dos años, que finaliza en marzo de 2019.

La reunión de la Reserva Federal estuvo en línea con las expectativas. Sólo dos sorpresas menores en la declaración: la primera, que fueron más explícitos en las orientaciones sobre el momento de comenzar a reducir su balance, que ahora esperan comenzar "relativamente pronto"; y en segundo lugar, la manera en que el Comité describió la perspectiva de la inflación.  Consideran que la inflación está "por debajo" en vez de "algo por debajo" de su meta de inflación (2% a medio plazo). Por otra parte, mejoraron sus perspectivas sobre el empleo tras los buenos datos de junio.

Macro

El FMI publica sus estimaciones sobre la economía global y espera un crecimiento del 3,5% en 2017 y del 3,6% en 2018, al igual que en abril, pero ahora las proyecciones reflejan una revisión a la baja en el Reino Unido, compensado con mejoras en China, Europa y Japón. El crecimiento en EE. UU. se ha reducido en 0,2% y 0,4%, respectivamente, hasta el 2,1% de crecimiento tanto en 2017 como en 2018. El Reino Unido se ha reducido a 1,7% (-0,3%) para 17, mientras que Europa se espera que crezca un 1,9% en 2017 y 1,7% en 2018.

La primera estimación del PIB estadounidense del segundo trimestre se publicó ligeramente por debajo de lo esperado, en 2,6% frente a las expectativas de consenso de 2,7%. Más destacada fue la revisión del PIB del primer trimestre, del 1,4% al 1,2%, mientras que la medida inflacionaria favorita de la Fed, el PCE core, cayó desde el  1,8% al 0,9%. El dato de PIB reflejó aumentos tanto en el gasto de los consumidores en bienes y servicios como en la inversión empresarial, las exportaciones y el gasto del gobierno federal.

El PMI compuesto estadounidense subió a un máximo de seis meses (54,2 vs. 53,0 anterior), con el índice manufacturero sorprendiendo al alza y en máximos de cuatro meses: 53,2 frente a 52,3 previsto y 52,0 anterior. El PMI de servicios se mantuvo estable (como se esperaba) en 54,2.

El aumento del 6,5% mensual de los pedidos de bienes duraderos en junio, el mayor desde julio de 2014, se debió al incremento del 131% en la siempre volátil categoría de pedidos de aviones comerciales. Los pedidos excluyendo defensa y aeronaves, cayeron un 0,1%,  la mayor caída desde diciembre de 2016.

Japón publica cifras de IPC nacional en junio, que sube un  +0,4% interanual (mayo + 0,4%), con la inflación subyacente  sin cambios (0,0%  igual que en mayo), lo que deja al Banco de Japón muy por debajo de su objetivo.

Segunda caída consecutiva en el índice de producción PMI de la industria manufacturera japonesa, que sugiere que el sector se está desacelerando. El PMI manufacturero bajó de 52,4 en junio a 52,2 en julio. La principal causa es la desaceleración de la demanda externa. Las "nuevas órdenes de exportación" cayeron de 53,4 a un mínimo de once meses de 53,0, consistente con el aumento de los volúmenes de exportación en torno al 4% anual. Esto sería más bajo que el 6% registrado en el primer trimestre.

El aumento del 0,2% de las ventas al por menor fue más débil de lo esperado (+0,4%). Aunque las ventas de vehículos subieron un 1,2%, la caída del 0,6% en alimentos y bebidas disminuyó el crecimiento general. El crecimiento del empleo se desaceleró de 1,2% a 0,9%, aunque la tasa de desempleo japonesa disminuyó de 3,1% a 2,8%, debido a una reducción en la fuerza laboral.

La caída en julio en el PMI compuesto de la zona euro de 56,3 en junio a 55,8 en julio, se situó por debajo del pronóstico de consenso y en su nivel más bajo en seis meses. La caída refleja una disminución en el componente de fabricación, de 57,4 a 56,8, manteniéndose el índice de servicios sin cambios en 55,4. Sería consistente con un crecimiento trimestral del 0,6%, el mismo alcanzado en el primer trimestre del año.

Por el contrario, el aumento en julio en el sentimiento de negocio alemán IFO sugiere que la economía alemana ha soportado un euro más fuerte y las indirectas del BCE. Los índices de expectativas y de condiciones actuales aumentaron. El aumento del indicador de 115,2 a 116,0, fue mejor que el pronóstico de mercado de una pequeña caída a 114,9. El índice IFO está ahora en un nuevo máximo y sería coherente con un fuerte aumento en el crecimiento anual del PIB, aunque recientemente ha sido algo más optimista que el crecimiento del PIB finalmente publicado.

La lectura sin cambios de la inflación alemana (0,4% mensual, 1,5% interanual) sugiere que la inflación en la zona euro probablemente se mantuvo en el 1,3% en julio.

Mercados

Semana dispar en los mercados de renta variable, a pesar de la subida del índice mundial MSCI World (+0,24%), con los rendimientos muy ligados a la publicación de resultados empresariales.

Los mercado emergentes (+0,83%) lideraban las subidas, aunque también veíamos en lo alto de la tabla mercado europeos como Suiza (+1,1%), Italia (+1,1%) o España (+0,9%). En Estados Unidos, el Dow Jones (+0,8%) cierra la semana en positivo, el S&P 500 (-0,15%) apenas sin movimientos y el Nasdaq pierde un -0,5%. Destacar también entre las grandes bolsas la corrección de Londres (-0,7%) y Tokio (-0,7%).     

En los mercados de renta fija, los activos de mayor riesgo (high yield) se revalorizaban en una semana de escaso movimiento, donde lo más destacada es el movimiento del bono a 10 años del tesoro estadounidense, que pasa del 2,238% al 2,303% en la semana, y del Bund alemán que cierra en 0,557% frente al 0,506% de la pasada semana. 

Divisas y materias primas

La reunión de la Reserva Federal, algo más cauta respecto a la inflación, debilitó al dólar estadounidense frente al resto de monedas. Destacó el movimiento del euro, que rompía la barrera de 1,17 y marcaba máximos de 30 meses. Destaca también la caída del franco suizo (-2,5%), ligada a la venta por Toshiba de su participación en Landis+Gyr Group AG.    

Fuerte semana del crudo (Brent +8,3%, West Texas +7,9%), apoyado en unos menores inventarios estadounidenses. También los minerales industriales subían durante la semana (cobre +6%; mineral de hierro +2,4% y aluminio +1%), y los metales preciosos se revalorizaban cerca de un 1%. Unos mejores datos del departamento de Agricultura estadounidense, anunciando una mejora de la producción tras la reciente sequía, provocaban la caída de las materias primas agrícolas (trigo -2,8% y maíz -1,3%).

¡Buenas vacaciones!

 ¡Por fin es viernes! volverá a publicarse el próximo viernes 1 de septiembre.             

 

Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Bancos centrales / Divisas / Economía / Mercados / Política fiscal / Política monetaria / Unión Europea