2 de Junio 2017
¡Por fin es viernes!

Política y bancos centrales

La reunión del G-7 finalizó el sábado y parece que será recordada por una declaración final de tan sólo seis páginas (menos de un tercio de la del pasado año). Las discusiones sobre el cambio climático y específicamente el acuerdo de París parecen haber sido el principal punto de discusión, con Estados Unidos tomando una postura diferente al resto. Tras estas diferencias y otras en materia de proteccionismo y defensa, Angela Merkel abogó por una Europa que defienda sus intereses por sí misma.

El presidente Donald Trump ha sacado a Estados Unidos del acuerdo climático de París, puesto “que castiga a los EE. UU.” a expensas de China y la India. Dicho esto, dejó la puerta abierta a una posible renegociación del acuerdo actual en términos más favorables. Esto sería negativo para los sectores de energías renovables (utilities y fabricantes), coches eléctricos y fabricantes de baterías. En el lado opuesto, positivo para mineras de carbón, petroleras e industrias, que hubieran tenido que invertir para reducir emisiones. 

El centro de atención político volvió a Italia. Las probabilidades de que las elecciones se adelanten a este otoño en lugar de mayo de 2018, como estaba previsto, han aumentado. Las fechas que se están barajando son entre el 24 de septiembre y el 22 de octubre. Para que esto ocurra tendría que salir adelante una nueva ley electoral, que pasó ayer la primera ronda de consulta y se está trabajando para que se apruebe el mes que viene. El nuevo sistema distribuye la mitad de los escaños del Parlamento de forma proporcional (si se obtienen un 305 de los votos, se consiguen 30% de los escaños) y la otra mitad de los escaños se le otorga al partido que haya conseguido la mayoría de los votos en ese departamento, incluso si es menos que la mayoría absoluta con un mínimo requerido del 5%. El nuevo sistema es a una sola ronda de votación y lo que pretende es que no haya grandes mayorías sino que se fomenten las coaliciones.  

En una entrevista con Il Messaggero, el ex primer ministro Renzi dijo que “tendría sentido por muchas razones” que Italia votará al mismo tiempo que Alemania este otoño. Dijo también que favorecía un sistema electoral de estilo alemán basado en la representación proporcional y que, si bien esto no sería una solución a todos los problemas, el sistema “permitiría avanzar en la superación del estancamiento actual” y así eliminar los obstáculos para unas elecciones anticipadas y eliminar la necesidad de esperar hasta 2018. Durante el fin de semana los partidarios del Movimiento 5 Estrellas también respaldaron de forma aplastante una ley proporcional similar a la alemana donde los partidos deben obtener al menos el 5% de los votos para entrar en el parlamento.

En el Reino Unido siguen las encuestas de cara a las próximas elecciones y se reduce la distancia entre conservadores y laboristas. La última encuesta publicada en Reino Unido el miércoles por YouGov/Times mostraba que el liderazgo conservador se reducía a sólo un 3% (42% vs. 39%) frente al 7% del 27 de mayo. 

El pasado fin de semana, Corea del Norte llevó a cabo una nueva prueba de misiles, que pareció ser ignorada por los mercados.

El presidente del BCE, Mario Draghi, empleó un tono ligeramente más conservador en la Eurocámara al comentar la necesidad de mantener una “cantidad sustancial de acomodamiento monetario” debido a la todavía “moderada” inflación subyacente en la eurozona y a pesar de la “sólida” recuperación y de la reducción de los riesgos para el crecimiento. 

Según un informe de Reuters, los miembros del BCE estarían dispuestos a abandonar la referencia a los riesgos en su declaración de la reunión del 8 de junio y sustituirlo por “en gran medida equilibrados”. El artículo también sugiere que el BCE debatirá eliminar el sesgo de expansión monetaria.

Macro

Semana cargada de datos, especialmente de confianza empresarial, pero donde el desempleo estadounidense centró la atención.  

138.000 puestos de trabajo se añadieron en mayo en Estados Unidos, muy por debajo de la estimación de 185.000. Es el segundo dato más bajo desde el pasado mes de octubre. Además, el dato de abril de 211.000 empleos fue revisado a 174.000 y el de marzo de 79.000, a 50.000. En los últimos tres meses, se han promediado 121.000 nuevos empleos por mes, muy lejos de los 181.000 empleos promedio añadido en los últimos 12 meses. 

El salario medio por hora tuvo el menor incremento anual desde marzo de 2016 y, aunque la tasa de paro volvió a descender al 4,3% desde el 4,4%, se debió a la caída en la tasa de participación, que bajó del 62,9% al 62,7%.

El Libro beige de la Fed, sobre la situación económica estadounidense, se publicó ayer, e indica que EE. UU. mantiene un ritmo de crecimiento entre “modesto y moderado”. En cuanto al gasto del consumidor, se mantuvo o se “suavizó poco” en las ventas al por menor. La construcción de viviendas y de estructuras, así como la venta de viviendas ya construidas, crecen a tasas desde “modestas a moderadas”. 

En línea con lo anterior, tanto el gasto personal como los ingresos personales de los estadounidenses aumentaron un 0,4% mensual, ambos en línea con lo esperado. Sin embargo, el crecimiento interanual del gasto (+4,3%) es el más débil desde septiembre de 2016 y el de los ingresos (+3,6%), el  más flojo desde enero.

El dato de confianza empresarial manufacturera PMI fue revisado 0,2 puntos a 52,7 y, aunque es marginalmente más bajo que en abril (52,8), ha caído por cuarto mes consecutivo. Mientras tanto, el ISM subió 0,1 puntos a 54,9. 

Después de caer en abril, el PMI (encuesta de confianza empresarial) manufacturero oficial de China se mantuvo estable en 51,2 este mes frente a las expectativas de una disminución hasta 51,0. El PMI no manufacturero subió a 54,4, desde un mínimo de seis meses en abril de 54,0. En contraste con el PMI manufacturero oficial, el PMI manufacturero de Caixin (HSBC) cayó por tercer mes consecutivo, de 50,3 a 49,6, por debajo de lo esperado y colocándose por debajo de 50 (límite que marca la expansión y la contracción) por primera vez desde junio de 2016.

En Japón el empleo aumentó un 1,2%, máximo de cuatro meses. Aunque la tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en un mínimo de 23 años del 2,8%, el ratio de empleo a solicitante pasó de 1,45 a 1,48, superando el pico alcanzado durante la burbuja de principios de los 90. La producción industrial aumentaba un 5,7%, por debajo de lo esperado (6,1%) pero superior al 3,5% de mayo, mientras la confianza empresarial manufacturera repuntaba desde 52,0 a 53,1. 

En los datos de confianza empresarial en Europa vimos una mejora de 0,3 puntos hasta 57, la mayor lectura desde abril de 2011. A nivel país, lo más destacado es la notable fortaleza en el centro y el norte de Europa. 

La disminución de la tasa de inflación en la eurozona desde el 1,9% en abril al 1,4% de mayo, fue ligeramente mayor de lo esperado por el consenso (1,5%) y reflejó principalmente la caída de la energía desde 7,6% a 4,6%. La inflación subyacente también se desaceleró y cayó del 1,2% al 0,9%, el mismo nivel de febrero. 

En Alemania los datos regionales apuntan que la inflación cayó un poco más de lo esperado en mayo, de 2,0% a 1,5%. Esta estimación, que está ligeramente por debajo del pronóstico de consenso del 1,6%, se basa en un promedio ponderado de datos de seis estados alemanes, que representan aproximadamente dos tercios del total nacional.

Mercados

En una semana donde los índices bursátiles estadounidenses marcaron nuevos máximos históricos, vimos subidas en las bolsas de mercados desarrollados y caídas en las emergentes, lideradas por Rusia (-3,2%) afectada por el precio del crudo y Brasil (-2,3%) donde siguen los efectos de la crisis política. El Nikkei (+2,49%) lideró las alzas, seguido de las bolsas europeas (Portugal +1,8%, Alemania +1,7%) Argentina se desmarcó de la tendencia general en emergentes subiendo un 1,7%.     

El CFO de JP Morgan dijo en una conferencia que los ingresos en el segundo trimestre hasta el momento han caído un 15% en relación con el mismo período del año pasado, principalmente por el negocio de renta fija. Comentarios similares hizo el CEO de BofA que dijo que los ingresos serían un 10-12% más bajos, mientras que el CFO de Wells Fargo dijo que el Banco ha levantado el pie del acelerador en préstamos últimamente. El CEO DE Morgan Stanley dijo más tarde que las estimaciones de sus dos rivales "reflejan la realidad y no creo que seamos muy diferentes".

Semana de contrastes en los mercados de renta fija, donde activos considerados refugio, como el bono del tesoro norteamericano (+0,8%), cierran la semana con ganancias al igual que otros de mayor riesgo como la deuda portuguesa (+0,7%) o la deuda emergente (+0,4%).  En general fue una semana positiva pues sólo los bonos italianos (-0,6%) y españoles (-0,4%), junto a los británicos (-0,3%) cerraban la semana a la baja. 

Divisas y materias primas

En el mercado de divisas seguimos viendo la apreciación del Euro (+0,9%), que cierra la semana a las puertas del nivel de 1,13 frente al dólar estadounidense. El billete verde se deprecia durante la semana también frente al Franco suizo (+1%), la libra esterlina (+0,5%) y el yen japonés (+0,8%).

A pesar de unos datos económicos algo más flojos de lo esperado en China y la evolución el crudo, las divisas ligadas a las materias primas sufrían pocas variaciones. 

Para concluir, el petróleo sigue digiriendo la decepción tras la última reunión de la OPEP y pierde un -4,3% en la semana. Los metales preciosos cierran en positivo, especialmente el oro (+0,7%).

¡Buen fin de semana!           

 

Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Economía / Mercados / Política