26 de Mayo 2017
¡Por fin es viernes!

Política y bancos centrales

Donald Trump comenzaba su gira internacional en Oriente Medio, donde la atención se centró en los comentarios del presidente sobre el terrorismo y su tono agresivo sobre Irán en ese aspecto, sobre todo si se compara con visitas similares de su predecesor, y que culminaba criticando ayer a los miembros de la OTAN por su baja contribución a la financiación de la organización.

Pero sin duda la presentación de los presupuestos, a pesar de que muchos piensan que existen pocas posibilidades de ser aprobados, era la cita política más destacada en Estados Unidos. Donald Trump quiere recortar 3,6 billones de dólares de ayudas gubernamentales en los próximos diez años, según el proyecto de presupuesto presentado el martes que reduce algunos programas sociales y de salud y eleva el gasto militar. Trump desea lograr un equilibrio presupuestario a fines de la década, de acuerdo al texto preliminar entregado el lunes.

El Pentágono obtendría un mayor presupuesto y habría un desembolso de 1.600 millones de dólares para empezar a construir el muro en la frontera con México, una promesa clave de su campaña. La propuesta del gobierno prevé también la venta de la mitad de los inventarios de petróleo de emergencia de Estados Unidos, creados en 1975 después de que el embargo de crudo dispuesto por los países árabes causó temores a fuertes alzas de precios. El Comité para un Presupuesto Federal Responsable, una organización bipartidista, dijo que el plan consideraba "suposiciones optimistas, trucos y recortes poco realistas”. El plan supone un crecimiento anual del 3 por ciento hasta el final del gobierno de Trump, frente al 1,9 por ciento que anticipa la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Se publicaron también las actas de la última reunión de la Reserva Federal, que apuntan a nueva subida de los tipos de interés de 25 puntos básicos en junio, hasta 1/1,25%, dado que indican que será apropiado aplicar pronto otro incremento de tipos. Esta subida está en línea con las expectativas del mercado –los futuros de tipos de interés descuentan una nueva subida con una probabilidad del 98%–.

Las actas reflejan asimismo que la Fed podría empezar a reducir su balance a finales de año, como también fue sugerido en las anteriores actas y, por tanto, como descuenta el consenso. La mayoría de miembros consideran que sería apropiado subir los tipos pronto y apoyan también un plan para reducir gradualmente el balance de la Fed. El mercado laboral ha continuado fortaleciéndose, el gasto de los hogares subió sólo modestamente y la inflación está cerca de su objetivo del 2%. El mercado destacó el mensaje más prudente relativo a  la reducción del balance.

Finalizando con los EE. UU. y las revelaciones de la semana pasada, la Casa Blanca emitió una declaración en la que no confirmaba ni negaba "acusaciones sin fundamento basadas en filtraciones ilegales de personas anónimas" relacionadas con la investigación de los vínculos entre Rusia y la campaña presidencial de Donald Trump. Recordemos que el ex-director del FBI James Comey es probable que testifique la próxima semana, lo que sin duda será un foco de atención para el mercado.

Rebaja de la calificación crediticia de China y en Europa sigue el desacuerdo entre Grecia y los acreedores

Moody's ha recortado la calificación crediticia soberana de China en un nivel a A1/estable (anteriormente, en perspectiva negativa). Es la primera vez que Moody's reduce la calificación del país desde 1989. La agencia señaló como argumentos la probabilidad de un "aumento sustancial" en la deuda de la economía china y las expectativas de que su fortaleza financiera pudiera erosionarse como resultado de ello. La calificación de China por Moody's está ahora al nivel de la de Japón.

El Secretario del Brexit, David Davis, dijo que el Reino Unido dejará las conversaciones a menos que la UE retire su demanda para cobrar un pago de divorcio, de 100.000 millones de euros. Recientes encuestas publicadas han visto al Partido Laborista recortar la brecha con los Tories. Un sondeo de YouGov para el Times realizado entre los días 24 y 25 mostraba que los conservadores apenas tienen un 5% de ventaja sobre los laboristas, la menor ventaja desde que Theresa May llegó al poder, en julio del año pasado. La anterior encuesta (18-19 de mayo) mostró una ventaja de los conservadores del 9% y otros sondeos mostraron una ventaja para los conservadores del 12-13% hace poco más de una semana, por lo que vale la pena vigilar esta tendencia. 

En una conferencia celebrada en Madrid, el presidente del BCE, Mario Draghi, manifestó que "no hay razón para desviarse de las indicaciones que hemos ido proporcionando consistentemente en la declaración introductoria a nuestras conferencias de prensa".

Después de nuevas sesiones maratonianas entre Grecia y sus acreedores, no se lograba un acuerdo sobre el alivio de la deuda en la reunión del eurogrupo. Al parecer el FMI y Alemania estaban en desacuerdo sobre el importe del alivio de la deuda necesario para garantizar la estabilidad económica en Grecia. El presidente del eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, dijo que sigue siendo una prioridad que el FMI suba a bordo y que el trabajo continuará en las próximas semanas con la esperanza de que pueda concluirse el 15 de junio, en la próxima reunión programada del eurogrupo. Recordemos que Grecia  se enfrenta a alrededor de 7 € billones de vencimientos de deuda en julio.

Nueva prueba de misiles en Corea del Norte el domingo pasado, la octava este año y la segunda desde que el nuevo presidente de Corea del Sur juró su cargo, el 9 de mayo.

Macro

En términos económicos, la semana se centró en las encuestas de confianza empresarial que se publicaron a nivel global así como la revisión del PIB estadounidense.

Tras un muy decepcionante primer dato, en Estados Unidos se publicó la segunda estimación del crecimiento del primer trimestre, que mostró un repunte considerable, con un PIB anualizado creciendo al 1,2%, por encima de la estimación de 0,9% y el 0,7% anteriormente publicado. La tasa de crecimiento, sin embargo, todavía está por debajo del 2,1% del cuarto trimestre de 2016. Las órdenes de bienes duraderos, aunque  superaron las expectativas de una caída del 1,5%, cayeron un 0,7%, el peor dato del año.

El crecimiento de la actividad empresarial, según la encuesta  PMI (índice de gestores de compras), sí que parece recuperar cierto impulso por segundo mes consecutivo en mayo, aunque todavía parece algo débil. Comparaciones históricas del índice PMI con el PIB indican que los actuales niveles son consistentes con una economía creciendo a una tasa trimestral del 0,4% (1,5% anualizada).  El crecimiento del sector servicios subía a máximos de cuatro meses, impulsado por el aumento de la demanda interna, mientras el sector manufacturero bajaba a mínimos de ocho meses, lastrado por las exportaciones.

El déficit comercial estadounidense se incrementó desde 65.500 millones a 67.500 millones de dólares en abril, con las exportaciones cayendo un 0,9% mensual y las importaciones aumentando un 0,7%. Las exportaciones se vieron afectadas por una caída del 7,5% en las exportaciones de automóviles y del 4,5% las de bienes de consumo.

Los principales indicadores de la inflación en Japón subieron en abril aunque aún están muy por debajo de la meta del 2% del Banco de Japón. La inflación general subió del 0,2% al 0,4%, apoyada en la inflación energética, que pasó del 3,9% al 4,5%, el mayor repunte desde finales de 2014. La inflación subyacente (excluidos alimentos frescos y energía) también aumentó de -0,1% a 0,0%.

La caída en la encuesta de confianza empresarial PMI de la industria manufacturera japonesa en mayo sugiere que la recuperación económica podría estar desacelerándose, mientras las presiones en precios siguen siendo moderadas. El PMI de manufacturas cayó de 52,7 en abril a 52,0 en mayo, la mayor caída en más de un año.

El dato del PIB del Reino Unido en el primer trimestre de 2017 se revisó una décima a la baja hasta el 0,2 lo que podría reflejar que la economía se está desacelerando y sintiendo el efecto del voto de Brexit en junio. Los analistas no esperaban cambios en la estimación inicial de un crecimiento del 0,3 por ciento.

En la eurozona, la encuesta de confianza empresarial PMI se mantuvo sin cambios en 56,8, su nivel más alto desde abril de 2011. El aumento en la industria manufacturera fue compensado por una caída en los servicios. El índice sería consistente con un crecimiento trimestral del PIB de alrededor del 0,7% en el segundo trimestre, tras el 0,5% del primer trimestre.

El indicador de clima de negocios IFO publicado en Alemania pinta un cuadro aún más positivo. El aumento de 1.13,0 a 1.14,6, impulsado por un repunte tanto en la estimación de la situación actual como en el componente de expectativas, es nivel récord, y sería consistente con un crecimiento anual del PIB alemán hasta el 4%. En esta línea, la segunda estimación del PIB alemán del primer trimestre confirmó la tasa de crecimiento anual en el 1,7% (+0,6% trimestral frente a +0,4% del cuarto trimestre). 

Mercados

Semana de resultados mixtos en las bolsas mundiales, donde los mercados emergentes (+1,90%) lideraban las subidas con Asia a la cabeza (Corea del Sur +2,94%, China +2,25%), a pesar de la rebaja del rating de China, y veíamos nuevos máximos históricos en EE. UU. (S&P 500 +1,3% y NASDAQ +2%), mientras los mercados europeos corregían ligeramente, lastrados por los sectores de banca y energía. Reino Unido (+1%) y Portugal (+1%) sí que cerraban la semana en positivo.  

En los mercados de renta fija, también los mercados emergentes (+1,3%) lideraban las subidas, con pocos movimientos reseñables en el resto de plazas. En consonancia con la reducción de aversión al riesgo por parte de los inversores estadounidenses que llevaban a sus bolsas a máximos históricos, los bonos del Tesoro (-0,3%) corregían ligeramente hasta niveles del 2,24%.  

Divisas y materias primas

En el peor día desde marzo, el crudo corregía ayer cerca de un 5% (Brent -4,63%, West Texas -4,79%), tras haber subido más de un 11% en las dos últimas semanas antes de la reunión de países productores de petróleo, en un clásico compra el rumor, vende la noticia. La semana cierra con caídas del 2,5% para el WTI y del 3,8% para el Brent.

Los metales preciosos recuperaban la senda alcista (plata +2,9%, platino +2,6% y oro 0,87%) mientras vemos de nuevo fuertes caídas en el mineral de hierro, que cierra la semana perdiendo un 7,6%.

Por último, en los mercados de divisas la libra esterlina cedía terreno frente al dólar estadounidense (-1,7%) y el euro (-1,5%), tras las recientes encuestas publicadas que mostraban al Partido Laborista recuperar terreno frente a los conservadores de Theresa May.

¡Buen fin de semana!         

Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Economía / Mercados / Política