10 de Marzo 2017
¡Por fin es viernes!

Política y bancos centrales

Janet Yellen reforzó el mensaje dado recientemente por otros miembros de la Reserva Federal y puso de manifiesto que los tipos de interés probablemente subirán en marzo si el mercado laboral y la inflación siguen cumpliendo las expectativas de la Fed. En buena medida la subida ya está descontada, dado que el mercado ha incrementado la probabilidad que asigna a esta subida hasta el 96%.

El BCE mantuvo sin cambios sustanciales su política monetaria, aunque mostró un sesgo más optimista. Mario Draghi señaló que la recuperación económica está ganando moméntum y que el balance de riesgos para las perspectivas económicas está mejorando. Esto ha propiciado que el BCE haya eliminado de su comunicado que “usará todos los instrumentos disponibles dentro de su mandato para lograr el objetivo de inflación”, aunque mantendrá su política expansiva.

Las perspectivas de crecimiento se han revisado marginalmente al alza para 2017-18 y las de inflación se han revisado significativamente al alza para 2017 y marginalmente para 2018, mientras que se han mantenido para 2019.

En cuanto a las medidas no convencionales, el BCE confirmó, como anunció en diciembre, que seguirá comprando activos al ritmo actual (80.000 millones de euros al mes) hasta finales de marzo. A partir de abril, extenderá las compras netas de activos durante nueve meses más, hasta diciembre de 2017 o un plazo mayor si fuese necesario, pero a un ritmo de 60.000 millones de euros al mes. Se confirma también que las TLTRO (cuyo objetivo principal es fomentar la concesión de crédito al sector privado) finalizarán el 23 marzo.

El BCE mostró señales de optimismo en la reunión del pasado jueves. Si bien los riesgos para el crecimiento todavía están "sesgados a la baja", estima que han disminuido. La promesa de "utilizar todos los instrumentos dentro de su mandato" fue eliminada y el hecho de que no hay más operaciones de refinanciación a largo plazo (TLTRO) sugiere que está menos preocupado por el sector bancario.

Sin embargo todavía parece claro que el Banco Central Europeo no reducirá sus compras de activos ni pensará en incrementar los tipos de interés hasta que esté convencido de que la inflación subyacente ha aumentado de manera sostenida. Por tanto, se espera que las compras de activos continúen en  2017 y que, una vez pasadas las elecciones presidenciales francesas, anuncie la reducción, de manera gradual, de las mismas en 2018, mientras hay pocas probabilidades de subidas de los tipos de interés antes de finales de 2018.

La política francesa sigue dando titulares y siendo foco de los mercados. Comenzamos la semana con la confirmación del candidato François Fillon de permanecer en la carrera de las presidenciales tras una manifestación en París junto a sus seguidores. Los rumores apuntaban a su posible sustitución por Alain Juppé como candidato conservador.

El fin de semana tuvimos dos encuestas que incluían al ex-primer ministro francés en la carrera hacia el Elíseo. El sondeo de Kantar Sofres mostraba que, en la primera ronda, Marine Le Pen obtendría un 26% de los votos frente al 25% de Emmanuel Macron y el 17% de Fillon. Sin embargo, la sustitución de Fillon por Juppé haría que éste alcanzara el 24,5% del electorado frente al 20% de Macron y el 27% de Le Pen. Otra consulta publicada por Odoxa iba más allá, y revelaba que Juppé podría ganar en la primera ronda, con el 26,5% frente al 25% de Macron y el 24% para Le Pen. Es la primera encuesta que muestra que, con Alain Juppé como candidato conservador, Marine Le Pen no alcanzaría la segunda vuelta de las presidenciales. Sin embargo Juppé confirmaba finalmente que no sería candidato por el Partido Republicano.

La primera ministra británica, Theresa May, recibió otro revés de la Cámara de los Lores después de que los legisladores de la cámara alta votaran a favor (por 366 a 268) de exigir al gobierno volver con los términos finales del Brexit al parlamento para un "voto significativo". El secretario para el Brexit, David Davis, calificó la derrota de decepcionante y confirmó que el gobierno tratará de revocar las enmiendas en la Cámara de los Comunes.

Por último, en Corea del Sur, el Tribunal Constitucional destituyó a la presidenta, Park Geun-hye, de su cargo por considerarla cómplice en el mayor escándalo de corrupción y tráfico de influencias que ha conocido el país asiático. Se convierte así en la primera máxima dirigente surcoreana que es destituida por un juicio político. 

Macro

El dato más importante de la semana, el desempleo en Estados Unidos publicado hoy, muestra un aumento de 235.000 nóminas no agrícolas en febrero (200.000 esperadas), que seguramente  eliminará cualquier duda sobre si la  Fed subirá o no los tipos de interés la próxima semana. La tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en el 4,7%, debido a un importante aumento en la fuerza laboral. Los ingresos por hora aumentaron un 0,2% y, gracias a una revisión al alza del dato de enero, la tasa de crecimiento interanual pasó del 2,6% al 2,8%.     

El primer ministro de China Li Keqiang, en la Asamblea Nacional, anunció el objetivo de crecimiento económico del país para 2017, que se ha reducido hasta el 6,5% frente al 6,7% de 2016, lo que podría impulsar a las autoridades a llevar a cabo reformas estructurales en el sistema industrial y financiero. Otros objetivos anunciados fueron una inflación del 3% y el crecimiento de la masa monetaria de alrededor del 12%.

Tras alcanzar un máximo de 32 meses en enero en el 2,5%, la inflación en China cayó hasta el 0,8% el mes pasado. Un descenso mayor de lo previsto (1,7%) principalmente por la caída de los precios de los alimentos, que bajaron un 4,3% tras una subida del 2,7% en enero. Por su parte, los precios industriales subían un 7,8%, el sexto dato positivo tras 54 meses de bajadas.     

Las importaciones chinas subieron un 44,7% en febrero respecto del mismo mes del año anterior en yuanes, lo que representa una aceleración desde enero y produjo un déficit comercial de 60.360 millones de yuanes, según publicó la Administración General de Aduanas. Las exportaciones aumentaron un 4,2%. Cabe señalar que es más que probable que el calendario de las vacaciones del Año Nuevo Lunar este año en relación con el pasado ha creado una importante distorsión en la comparativa.

En Japón, la revisión final del PIB del cuarto trimestre muestra un crecimiento de su economía del 1,2%, por debajo del 1,5% esperado por el mercado, mientras la Eurozona cierra 2016 con un crecimiento del 1,7%.

Mercados

Tras nueve sesiones consecutivas subiendo, la racha más larga desde marzo de 2012, y llegar a romper, por primera vez desde septiembre de 2014, el nivel del 2,60%, la rentabilidad de los bonos del Tesoro americano a 10 años se situaba a finales de semana en el 2,58%.

La semana fue negativa para el mercado de renta fija, ante la proximidad de la reunión de la Reserva Federal, donde con casi total probabilidad subirán los tipos de interés, y las declaraciones del Banco Central Europeo, que podrían dejar entrever el final de las políticas monetarias expansivas en la eurozona. La caída del precio del crudo lastraba también a los bonos high yield, donde el sector de energía tiene un importante peso.  

Las bolsas europeas fueron las de mejor comportamiento semanal, apoyadas en el sector bancario, principal beneficiario del repunte de tipos. También el Nikkei (+0,70%) y el Kospi coreano (0,89%), que no parece afectado por la destitución de su presidenta, cerraron al alza.

En el lado opuesto encontramos los mercados con mayor exposición a las materias primas, como Rusia (-4,02%), Brasil (-2,07%) o Sudáfrica (-1,00%). Las bolsas norteamericanas apuntan a un cierre semanal con ligeras caídas (-0,28%). A la caída del sector de materiales se sumaban las compañías farmacéuticas, por los comentarios de Donald Trump de que bajaría el coste de los medicamentos y de que haría un nuevo sistema para que hubiera más competencia en la industria farmacéutica.

Divisas y materias primas

Al igual que ocurría en los mercados bursátiles, las divisas más expuestas a las materias primas, como la corona noruega (-2,04%), el real brasileño (-1,26%) y el rublo ruso (-1,06%), caían en la semana.

También perdía terreno la libra esterlina (-1,07%), que empieza a cotizar el largo y complicado proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea.    

Las materias primas, tras la rebaja del objetivo de crecimiento económico de China para 2017, reducido hasta el 6,5% frente al 6,7% de 2016 en la Asamblea Nacional, tenían una semana de importantes caídas. El índice CRB de materias primas perdía más de un 3% en la semana.

Pero sin duda el protagonista de la semana fue el petróleo, con caídas semanales del 7%, tras conocerse el dato de inventarios en EE. UU., que alcanzaron los 528,4 millones de barriles, récord histórico. Ese día perdía un 5%, la mayor caída desde febrero de 2016.

¡Buen fin de semana!           

Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Bolsa / Economía / Mercados