23 de Marzo 2020
Otra semana desenfrenada mientras la economía estadounidense empieza a detenerse

Los inversores han sufrido otra semana de cambios bruscos,  finalmente cayendo en espiral a medida que la rápida propagación del coronavirus lleva a la economía de los Estados Unidos a la paralización. El  Dow Jones Industrial Average (‒17,3 %) lideró el descenso, seguido por el Russell 2000 (‒16,2%), el S&P 500 (‒15,0%) y el Nasdaq Composite (‒12,6%).  

Ningún sector terminó la semana con subidas, ¡los 11 perdieron más del 11%! El peor sector fue el inmobiliario, llegando a caer un 23%.  Estas grandes pérdidas se intentan contrarrestar con los esfuerzos de estímulo impulsados por los bancos centrales y los gobiernos en la última semana. 

Los gobiernos de Francia, Italia, Reino Unido y España han tomado medidas que pueden considerarse medidas de confinamiento.  En Estados Unidos, los estados de Nueva York, California e Illinois (con una población total de 72 millones de habitantes) han adoptado medidas similares. Evidentemente, esto está provocando una desaceleración económica a gran escala.  

El gobierno del Reino Unido ha afirmado que abonará el 80% de los salarios (hasta 2,500 libras) de los empleados que no puedan trabajar debido al virus y EE. UU. está trabajando en el envío de cheques a la mayoría de los contribuyentes que paguen impuestos que superen los 1,000 dólares.

El crudo también se ha visto afectado por la extrema volatilidad. El precio del petróleo se hundió un 24% en un día y se recuperó un 23% al día siguiente, después de que el presidente Trump afirmara que participaría en la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita «en el momento apropiado». Durante la semana, el crudo WTI bajó un 24,3% hasta los 23,73 dólares el barril. 

Incluso los activos considerados más seguros sufrieron la presión de venta esta semana, ya que los inversores decidieron decantarse por la liquidez.  Esto provocó un aumento del 4,1% en el índice del dólar estadounidense (102,74). El precio de los futuros del oro cayó un 2,1%. El rendimiento de los bonos del Tesoro americanos a 2 años cayó 14 puntos básicos hasta el 0,37%, mientras que los de rendimiento a 10 años aumentaron dos puntos básicos hasta el 0,97%.

Download Spanish and English version
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Análisis / Economía / Estados Unidos / Mercados