10 de Noviembre 2020
Oro

Está siendo un año de oro para el oro. ¿Debemos aprovechar cualquier corrección en este activo para invertir en él? Parece que los motivos que han hecho que el oro se aprecie van a continuar en el medio plazo.

El oro tiende a comportarse inversamente a los tipos de interés reales. Cuando los tipos se sitúan en negativo o cerca, el precio del oro se eleva. En un año en que la Reserva Federal ha tenido que bajar los tipos de interés de manera tan agresiva, el oro no ha faltado a su cita. No hay visos de que la Reserva Federal vire su estrategia, continuará siendo acomodaticia, por lo que no es un riesgo para el oro.

Además, también hay otros motivos que han favorecido la revalorización del oro:

 - Muchos países emergentes están aumentando sus reservas de oro, especialmente India y China.

- La crisis financiera provocada por la pandemia ha hecho que el oro actúe como activo refugio, y se considera que descorrelaciona con el resto de activos.

- Cada vez es más común utilizar ETF para invertir en oro. El acceso al mercado del oro se ha facilitado y popularizado mucho, en el último año ha habido una entrada de volumen récord en los ETF sobre oro, lo que también empuja su precio al alza.

No parece que ninguno de los factores descritos anteriormente vaya a cambiar próximamente.

Muy diferente será cuando pase la actual crisis financiera y se disipen las dudas sobre cómo saldremos de ella. Pero hasta entonces, los factores descritos en esta nota no deberían cambiar y por tanto tampoco nuestra visión constructiva en el oro.

Miguel Ángel Rico
Portfolio Manager Gesalcalá

ETIQUETAS

Informe de estrategia