5 de Septiembre 2017
Nuestra visión de los mercados

Macro y política

Sigue la tensión con Corea. Corea del Norte está “pidiendo la guerra” según la embajadora de EE. UU. en las Naciones Unidas. Corea del Norte podría estar preparando un nuevo test de un misil. EE. UU. y  la ONU barajan imponer sanciones; entre ellas, recortar relaciones comerciales con todos aquellos que traten con Corea del Norte. EE. UU. ha declarado que atacaría militarmente a Corea del Norte si amenaza al territorio de EE. UU. (incluído Guam) o el de sus aliados.

El fondo soberano de Noruega propone que su fondo de bonos de 333.000 millones cambie de su índice de referencia multi-moneda a uno que solo incluya el euro, la libra esterlina y el dólar, para así quitar otras monedas del G10 como el yen, el dólar australiano y monedas de mercados emergentes, aunque haya estrategias sistemáticas para invertir en estas monedas.  

Renta fija, materias primas y divisas

El oro (+0,66%) subió hasta los 1.339,8 dólares intradía, el nivel más alto desde septiembre de 2016, mientras que el yen y el franco suizo cerraron el día en +0,51% y +0,70% respectivamente.

Mercados de bonos en positivo, aunque los movimientos fueron bastante modestos: el Bund alemán a 10 años terminó 1 pb a la baja en 0,362%, los Gilts británicos quedaron planos, y los BTP italianos y los rendimientos españoles cayeron 3,6 pb y 5,0 pb respectivamente.

Bolsas

Los mercados de EE. UU. estuvieron cerrados ayer por festivo (Labor Day). El futuro del S&P 500 apunta a una caída del 0,2%.

United Technologies quiere comprar Rockwell Collins por alrededor de 23.000 millones de dólares. El precio implica una prima del 9% sobre el cierre del viernes.

Los mercados europeos cayeron ayer. El Euro Stoxx 50 bajó un -0,4%, hasta los 3.430 puntos.

Schneider Electric podría podría fusionarse con la compañía inglesa de ingeniería de software Aveva.

Mercados asiáticos mixtos. La bolsa japonesa cae por segundo día consecutivo, al incrementarse las tensiones tras la prueba de la bomba nuclear realizada por Corea. Las compañías de electrónica y de telecomunicaciones fueron las que más sufrieron.

Descárgate el documento
Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Bonos corporativos