17 de Mayo 2021
Mala semana, pero los inversores sacan partido a las caídas

El mercado bursátil terminó la semana en terreno negativo, pero podría haber sido mucho peor después de una huida continuada de los valores de crecimiento. El cierre de un su-ministro de gas y los datos de inflación alteraron el mercado a mediados de semana. A finales de la semana, los inversores intervinieron y aprovecharon la debilidad para comprar en caídas.  El retroceso de los tipos, la mejora de la situación de los oleoductos y la decla-ración del CDC de que los estadounidenses vacunados ya no necesitan llevar mascarilla fue la excusa que necesitaron los inversores para comprar.

El mercado cerró la semana a la baja, con el S&P perdiendo un 1,4%, mientras que el Nasdaq cayó un 2,3%.  Por muy mal que suene eso, el pasado miércoles ambos índices bajaron más de un 4% en la semana. La mayoría de los sectores cerraron la semana a la baja, encabezados por el consumo discrecional y la tecnología, y solo los productos bási-cos de consumo y los financieros registraron ganancias notables.

En cuanto a los datos de la inflación, el IPC aumentó un 0,8% en abril (consenso +0,2%), mientras que el IPC subyacente, que excluye los alimentos y la energía, se disparó un 0,9% intermensual (consenso +0,3%), impulsado por un aumento del 10,0% en los pre-cios de los coches usados. Fue el mayor aumento mensual del IPC básico en décadas.  En términos interanuales, el IPC total subió un 4,2% (el mayor incremento en 12 meses desde septiembre de 2008) y el IPC subyacente subió un 3,0% frente al 1,6% de los 12 meses que terminaron en marzo.  La Reserva Federal ha venido advirtiendo que habrá un breve periodo de alta inflación, ya que la economía se reabre y las comparaciones con la economía del año pasado, sacudida por la pandemia, hacen que la inflación parezca aún mayor. El vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, afirmó el miércoles por la mañana que estaba sorprendido por los datos del IPC, pero también reiteró que el salto de la inflación debería ser transitorio.  La Reserva Federal mantiene que tolerará una inflación que su-pere su objetivo del 2% y que considerará aceptable un rango de inflación.

La rentabilidad del Tesoro a 10 años aumentó seis puntos básicos, hasta el 1,64%, con respecto al pasado viernes, pero se situó por debajo del 1,70% del miércoles. Los precios de las materias primas, que habían estado en plena ebullición en las últimas semanas, también retrocedieron en los últimos días al enfriarse un poco el temor a la inflación.  En los últimos 3 días de la semana, el precio del cobre bajó un 2%, mientras que el de la ma-dera se desplomó un 10%. 

Download Spanish and English version
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Boletín semanal