26 de Septiembre 2022
Los tipos de interés suben y el mercado baja

Históricamente, septiembre ha sido el peor mes del año para la bolsa, y este no se está quedando corto. Tras una caída del 4,6% la semana pasada, el S&P 500 ha experimentado un descenso mensual del 6,6%. Una debilidad que no solo ha afectado al índice: se ha extendido a todo el mercado bursátil y ha sido aún más pronunciada en otros casos.

El Nasdaq cayó un 5,1% en la semana y un 8,0% en el total del mes. El Dow Jones lo hizo un 4,0% en la semana y un 6,1% en el mes. El índice S&P Midcap 400, un 5,9 % la semana y un 7,9 % en el mes, y el Russell 2000 se dejó un 6,8% y un 8,9%, respectivamente. Las pérdidas se incrementaron esta semana en el mercado de valores por un conjunto de razones. El aumento de los tipos de interés encabeza la lista. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 2 años aumentó 36 puntos básicos, hasta el 4,21%, y el de los bonos del Tesoro a 10 años subió 25 puntos básicos, hasta el 3,70%.

La Fed se situó en el epicentro de las caídas del mercado. El miércoles, apostó a favor de elevar el rango objetivo del tipo de interés de los fondos federales en 75 puntos básicos, hasta el 3,00-3,25 %, como muchos vaticinaban, y señaló que sería apropiado continuar con los aumentos en el rango objetivo.

Su presidente, Jerome Powell, contribuía al pesimismo en una conferencia de prensa en la que señaló que su mensaje principal no ha cambiado desde el discurso en Jackson Hole: "Restaurar la estabilidad de precios requerirá mantener una postura política restrictiva por un tiempo. Los antecedentes históricos desaconsejan radicalmente una flexibilización prematura de la política”. Powell cree que la Fed alcanzará unos tipos del 4,6% con relativa rapidez y que es probable que las medidas de la Fed para que la inflación vuelva a bajar al objetivo del 2% tengan efectos negativos, ya que las subidas de tipos contribuirán inevitablemente a un debilitamiento del mercado laboral.

Las pérdidas de los 11 sectores del S&P 500 oscilaron entre el 2,2% (productos de primera necesidad) y el 9,0% (consumo discrecional). Se produjo, en cambio, una tendencia a la baja en las partes más cíclicas. El sector de consumo discrecional cayó un 7,0%, el de materiales un 5,7%, el financiero un 5,6% y el índice de semiconductores de Filadelfia un 6,0%. El viernes, el Dow Jones alcanzó su mínimo de junio (29.653,29) y el S&P 500 cotizó por debajo de su mínimo de cierre de junio (3.666,77) aunque consiguió mantenerse justo por encima del mínimo intradía del 17 de junio (3.636,87). 

Por otro lado, Goldman Sachs ha recortado su objetivo de precios para el S&P 500 a 3.600 desde 4.300 y ha avanzado que ve un potencial de caída hasta 3.150 en caso de un aterrizaje brusco. Un elemento más que influyó en el ánimo de los inversores el viernes y que contribuyó a completar otra semana de pérdidas para los mercados.

Descargar el PDF (ESP / ENG)
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager de Creand Wealth Management (Miami, EE. UU.)

ETIQUETAS

CreamosValor / Nuestra visión de los mercados / SomosExpertos