26 de Julio 2021
Lo importante no es cómo se empieza sino cómo se acaba

Ha sido una semana volátil: el pasado lunes vimos cómo el S&P 500 caía brevemente por debajo de su media variable de 50 días, mientras que el Russell 2000 entró en territorio de corrección (más del 10% por debajo de su máximo). 

Esta debilidad supuso la continuación respecto al viernes anterior, puesto que los inversores temían que la propagación de la variante delta de la COVID pudiese amenazar la recuperación económica. Se informó de que todos los estados de EE. UU. experimentaron un aumento de infecciones, si bien el número de hospitalizaciones no creció en la misma proporción.

Al final de la semana, tanto el S&P 500 como el Nasdaq se encontraban en nuevos máximos históricos

Este miedo también se manifestó en el mercado del Tesoro de EE. UU., ya que el rendimiento a 10 años cayó hasta el 1,14% antes de la recuperación. Sin embargo, este retroceso del mercado duró poco. El S&P 500 volvió a su media variable de 50 días al final del lunes. Este soporte marcó la pauta para el resto de la semana, dado que este nivel técnico clave recompensó a los compradores varias veces durante el año pasado. El S&P 500 subió todos los días después del lunes. Al final de la semana, tanto el S&P 500 como el Nasdaq se encontraban en nuevos máximos históricos.

Nueve de los once sectores del S&P 500 contribuyeron al avance de la semana pasada. Los servicios de comunicación aumentaron más del 3% arrastrados al alza por las compañías de redes sociales. Tanto Twitter como Snap publicaron informes de ingresos mejores de lo esperado, lo que tuvo algunos efectos positivos en Facebook y Alphabet, que son empresas mucho más grandes.

Estos no fueron los únicos informes de ingresos positivos, ya que Coca-Cola, Chipotle Mexican Grill y United Airlines declararon no haber notado ningún impacto importante en sus negocios a causa de la propagación de la variante delta. Solo los sectores de la energía y de servicios acabaron con cifras semanales más bajas.

En Estados Unidos, el Tesoro puede tomar medidas extraordinarias para evitar que el país incurra en incumplimiento hasta octubre o noviembre

El techo de la deuda estadounidense vuelve a entrar en vigor a finales de julio. La Oficina de Presupuesto del Congreso estima que el Tesoro puede tomar medidas extraordinarias para evitar que el país incurra en incumplimiento hasta octubre o noviembre. Las negociaciones con respecto al techo de la deuda, así como el presupuesto gubernamental para el ejercicio fiscal de 2022 y el proyecto de ley de infraestructura bipartidista seguirán decididamente hasta que comience el receso del Congreso, el 9 de agosto.

Se desconoce si el Congreso puede concluir las negociaciones antes de esa fecha, ya que el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, predijo que ningún senador republicano votará a favor de elevar el techo de la deuda. Puede que los demócratas propongan elevar el techo de la deuda dentro de un proyecto de ley de infraestructura y lo aprueben mediante una reconciliación, que no requeriría que los republicanos lo apoyasen.

El gobierno chino ha tomado medidas severas respecto a las empresas de educación que cotizan en bolsa

Ha sido otra semana dura para las acciones chinas. El viernes, aparecieron varios informes que afirmaban que el gobierno chino estaba tomando medidas severas respecto a las empresas de educación que cotizan en bolsa. A estas empresas de educación se les prohíbe recaudar dinero a través de la cotización de acciones, y no se permite que los extranjeros inviertan en ellas. Esto provocó una disminución masiva para el grupo, y TAL Education cayó más del 70%. Estas acciones restrictivas aplicadas por el gobierno chino tuvieron efecto en cierta medida en las acciones no educativas, ya que Alibaba, JD.com y Baidu cayeron más del 3%.

Descargar el PDF (ESP / ENG)
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Análisis