13 de Julio 2021
La volátil semana termina con una modesta ganancia

Ha sido una semana acortada por los festivos, pero no ha faltado la acción.  El martes pasado comenzó con el S&P 500 rompiendo su racha de siete cierres récord consecutivos.  El mercado había caído por el temor a la propagación de la variante Delta de la COVID-19.  El miércoles se produjo una cierta recuperación en el mercado, liderada por los valores tecnológicos mega cap, para volver a caer el jueves, cuando los inversores se vieron sorprendidos por el rendimiento del Tesoro estadounidense a 10 años, que cayó brevemente hasta el 1,25%, y Japón anunció que prohibiría la asistencia de espectadores a los Juegos Olímpicos.  Por último, el mercado subió el viernes, ya que el rendimiento en el de 10 años se recuperó un poco y los inversores adoptaron una mentalidad de «comprar la caída».  Después de todo este vaivén, el S&P 500 consiguió cerrar con una subida del 0,4% en la semana, estableciendo un nuevo récord.

Los sectores inmobiliario y de consumo discrecional fueron los líderes la semana pasada.  El sector energético fue, con mucho, el más débil.  Fue curioso ver la debilidad de los valores energéticos cuando el crudo WTI alcanzó brevemente un máximo de 6 años después de que la OPEP+ no lograra acordar nuevos aumentos de producción.   La mayoría de los miembros de la OPEP+ estaban de acuerdo en aumentar la producción en 400.000 barriles diarios para el periodo agosto-diciembre y en prolongar los recortes de producción hasta 2022.  Sin embargo, los Emiratos Árabes Unidos se opusieron al plan, ya que exigían un cambio en la tasa de producción de referencia en la que se basan los recortes.

En cuanto a la variante Delta de la COVID-19, un estudio israelí sobre la vacuna de Pfizer demostró que era significativamente menos eficaz contra ella que las cepas anteriores.  Sin embargo, la vacuna sigue mostrando una gran eficacia en la prevención de la hospitalización.  La OMS estima que la Delta es un 55% más transmisible que la Alfa, que era la cepa que prevalecía en Estados Unidos.  Pfizer ha declarado que está desarrollando una vacuna de refuerzo de COVID para la variante Delta y mantiene que cree que puede ser necesaria una vacuna de refuerzo entre 6 y 12 meses después de la vacunación completa. 

Descargar el PDF (ESP / ENG)
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Boletín semanal