15 de Junio 2020
La preocupación por una segunda oleada y una visión pesimista por parte de Powell hacen caer a los mercados

El mercado bursátil comenzó la semana con el S&P 500 pasando a positivo para el año. Además, el Nasdaq Composite subió por encima de los 10.000 por primera vez, pero sufrió un importante retroceso a mediados de semana. El S&P 500 descendió un 4,8%, el Nasdaq un 2,3%, el Dow Jones Industrial Average un 5,6% y el Russell 2000 quedo más rezagado, con una caída de un 7,9%.

El día más difícil para el mercado fue el jueves, momento en el que el S&P 500 cayó un 5,9%. Las principales causas fueron los datos que muestran el aumento de las tasas de contagios por coronavirus en muchos estados de EE. UU., así como algunos comentarios bastante pesimistas por parte del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

El mercado no había prestado mucha atención al aumento de los casos de COVID-19 en los estados que habían reabierto, centrándose en una rotación en las existencias cíclicas.  Sin embargo, el mercado había llegado a niveles extremos de sobrecompra y estaba a punto de sufrir un retroceso; solo necesitaba una excusa. En el punto más alto del lunes, el S&P 500 había ganado hasta un 48% desde su punto más bajo, registrado el 23 de marzo, a pesar de la incertidumbre a la que se enfrentaba la economía. 

Los 11 sectores del S&P 500 terminaron la semana con pérdidas que van desde el 2,0% (sector tecnológico) hasta el 11,1% (sector energético). Las acciones de valor, cíclicas y de baja calidad que mostraron robustez a principios de la semana fueron las más afectadas, mientras que el rendimiento en el crecimiento de las mega-caps fue relativamente bueno.

El miércoles, la Reserva Federal mantuvo la banda de objetivos para la tasa de los fondos federales sin cambios en el 0,00-0,25%, y sus tasas señaladas se mantendrán cercanas a cero hasta por lo menos 2022. Las proyecciones económicas de la Reserva Federal exigían una contracción del 6,5% en el PIB de 2020, seguida de un crecimiento del 5,0% en 2021. Se espera que la inflación subyacente del PCE se mantenga por debajo del objetivo del 2,0% de la Reserva Federal hasta 2020.

Los bonos del Tesoro de EE. UU. terminaron la semana con algunas ganancias por aplanamiento de la curva. El rendimiento a dos años ha disminuido tres puntos básicos hasta el 0,18%, mientras que el rendimiento a diez años ha disminuido veinte puntos básicos hasta el 0,70%. El índice del dólar estadounidense ha aumentado un 0,2% hasta 97,11. El crudo WTI cayó un 8,3% y se situó en los 36,24 dólares por barril. El Índice de Volatilidad CBOE aumentó un 47% hasta los 36,09, lo que reflejó un mayor interés de cobertura frente a una mayor debilidad del capital.

Download Spanish and English version
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Análisis / Crecimiento / Estados Unidos / Política monetaria / Reserva Federal