5 de Mayo 2022
La Fed, los precios de la energía y Rusia

En mi última carta trimestral, comenté mi pronóstico para un entorno de mercado más difícil en 2022 frente a 2021 debido a una Reserva Federal más hawkish y la desaceleración del crecimiento de las ganancias. También destaqué el aumento sorprendentemente rápido de las tasas a largo plazo, ya que el rendimiento del Tesoro estadounidense a 10 años pasó del 1,51% al 1,80%. Ojalá lo que estuviéramos viendo en enero fuera el alcance de los problemas del mercado. Por supuesto, eso fue antes que Rusia invadiera Ucrania, el petróleo crudo WTI alcanzara los 130 dólares por barril y el rendimiento del Tesoro a 10 años superara el 2,75% mientras la curva se invertía.

En cuanto a la invasión de Ucrania a finales de febrero, el conflicto ha elevado los costes de alimentos, fertilizantes, energía, metales industriales y ha creado una crisis de refugiados en Europa. Ucrania produce el 13% de las calorías del mundo y no está claro que las cosechas de primavera alcancen los niveles anteriores. Ya se estima que el 70% de la producción de trigo de Ucrania podría estar en riesgo. Mientras tanto, Rusia es el mayor proveedor de energía de Europa y esta gran dependencia ha sido objeto de un enorme escrutinio, ya que muchas naciones europeas buscan fuentes alternativas.

“La gente realmente no cree en las palabras”, Volodímir Zelensky, presidente de Ucrania

Aparte de la invasión, la COVID-19 se niega obstinadamente a irse. Esto ha llevado a una serie de bloqueos draconianos entre las principales ciudades chinas, lo que ha agravado aún más las ya problemáticas cadenas de suministro.

La confianza del consumidor se está desplomando frente a las altas tasas de inflación de los últimos 40 años. De hecho, la lectura más reciente de 12 meses del PPI (índice de precios al productor) alcanzó el 10,0%, mientras que el IPC (índice de precios al consumidor) llegó al 7,9%. La Fed se ha visto obligada a tomar nota de esta grave situación y se ha redoblado en su recientemente adquirida hawkishness.

La semana pasada, la gobernadora de la Fed Lael Brainard indicó que la Fed busca reducir su balance considerablemente más rápido que en la recuperación anterior. Lo confirmaron las últimas actas del FOMC, que hablaban de reducir el balance en 95 mil millones de dólares mensuales (60 mil millones de dólares para valores del Tesoro y alrededor de 35 mil millones de dólares para valores respaldados por hipotecas de agencias).

No en vano, el consumidor ya ha empezado a notar la subida de tipos, como se puede ver en los tipos hipotecarios. Después de pasar la mayor parte de los últimos 2 años por debajo del 3%, las tasas hipotecarias en los EE. UU. están ahora en el 5,25% por primera vez desde 2011. Esto está afectando aún más la asequibilidad de la vivienda. De acuerdo, podría haber un repunte significativo en el mercado si la invasión rusa de Ucrania llega a un final negociado. El consumidor verá un alivio instantáneo en forma de precios de energía más bajos y tal vez la inflación total estará un poco menos presionada. Incluso si en el mejor de los casos, el camino por delante para el mercado de valores este año no será fácil.

Charles Castillo
Senior Portfolio Manager de Creand Wealth Management (Miami, EE. UU.)

ETIQUETAS

Informe trimestral / Renta variable