16 de Julio 2018
 
Disipación gradual de las dificultades


A finales del año pasado, cuando el euro estaba a 1,20, pensábamos que aún le quedaba recorrido; y así fue, pues llegó a 1,25 a finales de enero, nivel en torno al cual fluctuó hasta mediados de abril. En ese momento no creíamos que subiría mucho más, ya que todos los factores positivos ya parecían estar descontados y prácticamente todo el mundo tenía posiciones largas en la moneda común. Desde entonces, el tipo de cambio ha retrocedido y actualmente se negocia a 1,16. Esta corrección respondió a varios factores negativos.

SEGUIR LEYENDO>