27 de Julio 2017
Flash macro y de mercados: pequeñas sorpresas en la reunión de la Fed

La Reserva Federal, como se esperaba, mantuvo los tipos de interés en 1,0% / 1,25% y su valoración positiva de la economía estadounidense, aunque realizó pequeños ajustes a la descripción de las condiciones económicas. El comité elevó su descripción sobre el crecimiento del empleo a "sólido, en promedio" y rebajó ligeramente la del gasto de los hogares después del último dato de ventas al por menor.  

La declaración tampoco modificó la descripción del balance de riesgos, que permaneció "equilibrado", o la postura de la política monetaria, que se mantuvo "acomodaticia". No hubo disidencias entre los miembros del comité.

Sí que hubo quizás dos sorpresas menores. La primera, que fueron más explícitos en las orientaciones sobre el momento de comenzar a reducir su balance, que ahora esperan iniciar "relativamente pronto". En segundo lugar, la manera en que el comité describió la perspectiva de inflación, que considera que está "por debajo" en vez de "algo por debajo" de su meta de inflación (2% a medio plazo).

Aunque continúan esperando que la inflación se mueva hasta el 2% en el medio plazo y que aumentos graduales de los tipos de interés serán “apropiados”, se "monitorizará de cerca la evolución de la  inflación" y "especialmente la inflación real y la esperada en relación con su objetivo.”

Tanto la inflación general (1,6%) como la subyacente (1,7%) se han desacelerado y se sitúan por debajo del objetivo del 2%. La Fed considera que la inflación se situará algo por debajo del 2% en el corto plazo, pero que se estabilizará en torno al 2% a medio plazo.

El comunicado apunta a que comenzará a reducir su balance relativamente pronto (en el anterior comunicado se indicaba que se produciría este año), lo que podría sugerir cierta antelación. El mercado espera un anuncio formal en la reunión de septiembre (19 y 20) con la aplicación de la normalización a partir de octubre. El impacto sobre las rentabilidades a largo plazo debería ser limitado, pues será un proceso gradual. Según cálculos de algunas casas de análisis, la Reserva Federal tardaría alrededor de cuatro años y medio en reducir su balance desde los 4,5 billones de dólares actuales hasta los 2 billones.

Por lo que se refiere a las subidas de tipos, el mercado asigna una probabilidad del 43% a una subida en diciembre y solo descuenta una subida en 2018 y otra en 2019.

El mercado consideró el mensaje de la Fed más cauto de lo esperado, pues los rendimientos de los bonos a 10 años en Estados Unidos cayeron 5 puntos básicos, hasta 2,29%, y el dólar se depreció hasta 1,174 respecto a los 1,165 de la apertura, nuevo máximo de 30 meses, y se centró en que la inflación permanece por debajo del objetivo a pesar de que la actividad económica se fortalece. El S&P 500 cerró prácticamente plano (+0,03%).

Descárgate el documento
Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Economía