26 de Mayo 2017
Flash macro y de mercados: la OPEP vuelve a recortar la producción

Como se esperaba, la OPEP decidió ampliar los recortes de producción de crudo nueve meses más, hasta marzo de 2018. Los recortes probablemente los compartirán de nuevo una docena de países no miembros del grupo, encabezados por Rusia, que redujo la producción en línea con la OPEP desde enero. Los productores que no forman parte de la organización se reunirán con miembros del organismo el jueves.

El objetivo de los recortes es devolver los inventarios de petróleo a la media de los cinco últimos años, a pesar del auge del shale oil (petróleo de esquisto) en Estados Unidos. Este objetivo podría alcanzarse a principios de 2018 si nos atenemos a la hoja de ruta trazada ayer.

Según Arabia Saudita, nueve meses a estos niveles deberían ser suficientes para conseguir el objetivo, aunque siguen existiendo preocupaciones sobre el exceso de oferta. Importantes proyectos de producción de grandes cantidades de shale oil entrarán en producción durante los próximos años (2017-2020), y no sólo en Estados Unidos, sino también en Brasil, Rusia, Canadá y México, entre otros países.

El recorte actual es de 1,8 millones de barriles al día, y se ha cumplido según los analistas en un 96%. Este nuevo recorte dejará la producción diaria un millón de barriles por debajo de la demanda, lo que ayudará a reducir los inventarios de petróleo de la OCDE. Éstos han bajado muy poco a pesar de los esfuerzos de la OPEP. Están en 3.000 millones de barriles, un 3% por debajo de sus máximos de principios de 2017, pero un 10% por encima de los 2.700 millones de su media histórica.

Los mercados, sin embargo, no parecieron compartir esta visión, y en un clásico compra el rumor, vende la noticia redujeron sus posiciones en crudo, lo que provocó una fuerte bajada en el precio del crudo. Esta caída refleja la decepción de que no se profundizará en los recortes, pues se podía esperar una reducción de la producción más agresiva, y también por no haber nuevos países productores que se adhieran al acuerdo. En el peor día desde marzo, el crudo corregía cerca de un 5% (Brent -4,63%, West Texas -4,79%), tras haber subido más de un 11% en las dos últimas semanas por las expectativas de una extensión en los recortes de producción. Sin embargo, parece que hay alguna opción abierta para que los recortes se extiendan más allá de estos nueve meses si los precios disminuyen. Las divisas ligadas al petróleo corrigieron también: rublo ruso (-0,90%), corona noruega (-0,79%) y dólar canadiense (-0,57%).

En el actual contexto económico, pensamos que el precio del crudo debería mantenerse en el rango entre 40 y 60 dólares, en un equilibrio entre los recortes de la OPEP y una mayor producción de shale gas, gracias a unos productores cada vez más eficientes y capaces de generar beneficios a precios inferiores de crudo. 

Descárgate el documento
Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Economía / Mercados / Paises