16 de Marzo 2017
Flash macro y de mercados: elecciones en Holanda

Con prácticamente la totalidad del voto escrutado de las elecciones parlamentarias holandesas, el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) del primer ministro Mark Rutte ha ganado las elecciones parlamentarias con un resultado mejor que el que le otorgaban las últimas encuestas, mientras que el Partido por la Libertad (PVV) del euroescéptico Geert Wilders obtenía un peor resultado. Es cierto que las elecciones se han visto eclipsadas estos últimos días por el enfrentamiento diplomático entre Turquía y el gobierno holandés, lo que puede haber impulsado el apoyo al primer ministro Rutte.

Con una participación del 81% frente al 74,6% de las últimas elecciones, en 2012, el VVD consigue 33 de los 150 escaños del parlamento holandés frente a los 41de los anteriores comicios. El PVV obtiene 20, cinco más que en 2012.

El riesgo de un gobierno euroescéptico liderado por el PVV y un posible referéndum sobre la permanencia de Holanda en la Unión Europea es ya muy bajo

El actual gobierno del VVD y el Partido del Trabajo (PvdA), cuyo número de escaños ha caído de los 38 en 2012 a los 9 actuales, deberá dejar paso a un nuevo gabinete. El siguiente paso será explorar las opciones de coalición, un proceso que, dado el gran número de partidos representados en el parlamento, suele demorarse unos tres meses.

Como primera conclusión podemos decir, sin temor a equivocarnos, que los resultados de estas elecciones muestran que el riesgo de un gobierno euroescéptico liderado por el PVV y un posible referéndum sobre la permanencia de Holanda en la UE es ya muy bajo.

También debemos señalar que una de las principales conclusiones del resultado de las elecciones holandesas es que el escenario político, como viene siendo habitual en las últimas elecciones en Europa, se halla muy fragmentado, pues seguramente habrá trece partidos en la Cámara Baja. Juntos, los dos grandes partidos que solían aglutinar la mayoría, la Democracia Cristiana (CDA) y el PvdA (el gran perdedor de las elecciones, con cerca de 29 escaños menos), ocuparon 103 de los 150 escaños en 1989, mientras que ahora el total asciende a 28.

Posibles coaliciones

Dos parecen los posibles escenarios para formar una coalición de gobierno:

- Una coalición de los partidos “institucionales” junto al PVV: un escenario poco probable, dado que el partido se encuentra muy alejado en los últimos sondeos de los máximos alcanzados hace pocos meses y el resto de partidos “institucionales” han descartado esta opción.

- Una coalición de los partidos “institucionales”, el escenario más probable, con el VVD más otros tres partidos, probablemente la Democracia Cristiana, Demócratas 66 y potencialmente Los Verdes, lo que daría por primera vez, desde los años setenta, una coalición de más de tres partidos. Esto llevaría a pensar que las conversaciones para la formación de gobierno no serán ni rápidas ni sencillas. Sería posible formar un gabinete de centro-derecha junto con la Unión Cristiana, coalición que tendría mayoría también en la Cámara Alta. Otra opción es que Mark Rutte gire un poco hacia la izquierda, lo que le daría un apoyo más amplio, incluyendo a Los Verdes, y representaría mejor el resultado de los comicios.

Conclusión

Este año, el primer dominó populista europeo no ha caído. Tras las victorias del Brexit y de Donald Trump en los Estados Unidos, muchos temen que en 2017 Europa pueda ser presa de los euroescépticos, los nacionalistas y los proteccionistas. Holanda ha sido el primer barómetro utilizado para medir estas presiones populistas y, como ha dicho el primer ministro Rutte, “las elecciones holandesas son los cuartos de final en la lucha contra el tipo equivocado de populismo". 

Podríamos decir que la ola que comenzó con las elecciones presidenciales en Austria (donde el candidato verde acabó consiguiendo la victoria frente al candidato de la derecha populista) se extiende tras este resultado, y podría continuar en Alemania (donde hay mucha presión sobre el partido populista Alternative fur Deutschland) y en Francia (donde las encuestas dan una baja posibilidad a Marine Le Pen de convertirse en la nueva presidenta).

Riesgo político diluido, entorno de crecimiento saludable, inflación moderada, y el banco central ayudando conforman un escenario muy positivo para los activos de riesgo europeo    

Sin embargo, no debemos olvidar que entre los partidos “institucionales” el VVD ha ganado las elecciones pero ha perdido el 20% de los escaños, la Democracia Cristiana ha tenido el segundo peor resultado de su historia, el Partido de los Trabajadores ha pasado de 38 a 9 escaños, la izquierda (Partido de los Trabajadores, Verdes y Partido Socialista) tiene sólo 37 escaños, y el partido de Geert Wilders, aunque aparece como derrotado en las elecciones, ha incrementado en un 30% sus escaños.   

Los mercados (y los políticos) de toda Europa suspiran aliviados, como reflejan el repunte de la cotización del euro y la cotización de las bolsas. Los resultados de las elecciones en Holanda sin duda facilitarán mantener unida la UE y la zona euro, así como prevenir el colapso del orden económico y económico global.

Si el riesgo político europeo se diluye, un entorno de saludable crecimiento económico, una inflación moderada, un banco central aun ayudando y unas valoraciones razonables apoyadas en recuperación de los beneficios empresariales conforman un escenario muy positivo para los activos de riesgo europeo.    

Descárgate el documento
Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Paises / Política