9 de Junio 2017
Flash macro y de mercados: BCE: menos optimista con la inflación

El Banco Central Europeo (BCE) se mostró más confiado sobre el crecimiento pero menos optimista respecto a la inflación. Reconoce que los riesgos sobre el crecimiento están ahora equilibrados y elimina la referencia a que los tipos pueden estar en niveles más bajos, ya que considera que no existen riesgos de deflación. Mario Draghi volvió a dejar la puerta abierta a aumentar el QE si las perspectivas macroeconómicas se deterioran, y en la conferencia de prensa comentó que todavía puede recortar los tipos de interés, que no se ha discutido el proceso de normalización y que el “BCE estará en el mercado durante mucho tiempo”. El crecimiento esperado del PIB 2017-2019 aumenta en casi 2 décimas, mientras que se revisa la inflación a la baja en torno a 2 décimas para el mismo período de tiempo y se aleja el objetivo de alcanzar el 2,0% en 2019.

El BCE mantuvo el tipo de interés de las operaciones principales de financiación (0,0%), de la facilidad de crédito (0,25%) y de depósito (–0,40%) y espera que sigan en los niveles actuales durante un periodo de tiempo prolongado, que superará el horizonte de las compras de activos.  

En lo que respecta a estas medidas no convencionales, confirmaron (tal como se anunció en diciembre) que las compras netas continuarán desde abril al nuevo ritmo de 60.000 millones de euros al mes, frente a los 80.000 millones previos, hasta finales de diciembre de 2017 o más allá si fuera necesario. 

El comunicado del BCE es algo menos expansivo e indica que los riesgos para las perspectivas económicas están equilibrados (anteriormente indicaba que estaban sesgados a la baja) y elimina la indicación de que los tipos podrían situarse en niveles inferiores a los actuales. Las previsiones de crecimiento del PIB se han revisado al alza para 2017 hasta +1,9% frente al +1,8% estimado en marzo, para 2018 hasta 1,8% (1,7%) y para 2019 hasta 1,7% (1,6%). 

Sin embargo, esta expansión económica no parece reflejarse en una mayor inflación. La inflación subyacente sigue baja (0,9% interanual en mayo) y las expectativas de inflación del mercado (1,57%) siguen por debajo de los niveles deseados, por lo que el BCE mantendrá su política monetaria expansiva para impulsar la inflación hacia su objetivo del 2%. El BCE ha revisado a la baja las previsiones de inflación, debido principalmente al menor precio del petróleo: para 2017 se han revisado hasta +1,5% (+1,7% en marzo) y para 2018 y 2019 se han revisado también a la baja hasta +1,3% (1,6%) y 1,6% (1,7%).  

Esta rebaja en las previsiones de inflación, especialmente para 2018 y 2019, apuntaría a cierta cautela por parte del BCE de cara a la normalización de su política monetaria y podría retrasar el anuncio de una reducción del QE hasta octubre o incluso diciembre, frente a las expectativas del consenso de septiembre. El BCE no ha debatido en esta reunión sobre la posible estrategia de reducción del QE.  

Tras la reunión, el euro se depreció frente al dólar, hasta 1,121 USD/EUR frente a 1,126 del cierre anterior, principalmente por la revisión a la baja de las previsiones de inflación. Los tipos a diez años se redujeron, especialmente en los países de la periferia: -9 pbs. en España (1,45%) y -13 pbs. en Italia (2,15%), frente a un descenso de -1 pb en Alemania (0,25%).  

Descárgate el documento
Alfredo Álvarez-Pickman
Economista jefe Banco Alcalá

ETIQUETAS

Economía / Mercados