2 de Noviembre 2021
Falta convicción

El eurodólar cotiza en una banda estrecha desde principios de año. Durante el verano, el dólar se apreció hacia la banda baja, ya que los inversores redujeron sus apuestas contra la divisa, a la espera de un cambio de sesgo más agresivo por parte de la Reserva Federal (Fed). Mirando hacia el futuro, parece haber un mayor equilibrio entre los pros y contras de un dólar más fuerte.

Como era de esperar, la Fed anunció que, si los datos económicos siguen mostrando avances positivos, empezará a recortar compras de activos a finales de este año, y la mitad de los miembros del banco central pronosticaron un aumento de los tipos oficiales para finales de 2022.

La Fed no ha sido pionera en este cambio de postura. Muchos otros bancos centrales se han vuelto menos acomodaticios, como el Royal Bank of New Zealand, el Royal Bank of Canada o el Bank of England, y Noruega ya ha elevado los tipos de interés. Todo esto pone en perspectiva la fortaleza del dólar.

Aunque las autoridades monetarias insisten en que el fuerte aumento de la inflación es temporal, seguirán de cerca su evolución. Desde esta perspectiva, el BCE parece tener más espacio para mantenerse al margen. Aunque la inflación ha aumentado en la eurozona, todavía se encuentra en niveles mucho más bajos. Pero este diferencial en la posición de la política monetaria parece estar ya descontado.

A favor del dólar está la confirmación de que el crecimiento mundial pierde impulso, pero sigue en niveles altos, y Europa sigue atrayendo flujos de inversores. En este sentido, aunque probablemente hayan alcanzado su máximo, el alto nivel de los déficits gemelos de Estados Unidos también sigue apuntando hacia un dólar más débil.

Para ver un dólar más alto, se debería prever que la Fed deberá dar más pasos –si la inflación se vuelve más estructural– o que el crecimiento mundial se desacelerará más rápidamente de lo esperado. Todavía no estamos en este punto.

Jadwiga Kitovitz, CFA®
Directora Gestión Multiactivo y Clientes Institucionales de Crèdit Andorrà Asset Management

ETIQUETAS

Divisas / Informe trimestral