8 de Febrero 2019
Estudiantes de EE. UU.: ahogados por la deuda

Los datos oficiales advierten que la deuda estudiantil en Estados Unidos llegó a los 1,5 mil millones de dólares en el año 2018. Un hito histórico si tenemos en cuenta que hace solo una década la cifra era de 600.000 millones.

El alza de las matrículas, el estancamiento de los salarios y el recorte de las inversiones públicas provocan que las familias estadounidenses sean más dependientes de los créditos para estudiar. Según los datos de Kantrowitz, los graduados universitarios abandonan la carrera con aproximadamente 37.000 dólares de deuda cuando terminan los estudios. Una cantidad que puede no ser soportable para muchos, dado que el salario promedio inicial de un nuevo graduado universitario el año pasado rondó los 50.000 dólares.

En Estados Unidos actualmente hay unas 44 millones de personas con deuda estudiantil. Por ejemplo, Barack Obama estuvo pagando su deuda de estudiante hasta los 44 años, justo antes de ser elegido senador de Illinois. Mirando los datos de la Reserva Federal de Nueva York, el 62% de los prestatarios tienen más de 30 años y un 35% más de 40.

Media Folder: 

Las dificultades con el pago del préstamo también difieren según el género y la raza. Las personas de raza negra y los hispanos son estadísticamente más propensos que los prestatarios blancos a atrasarse en el pago de sus préstamos y tienen menos probabilidades de haber reembolsado su préstamo. También nos dicen los datos que las mujeres cargan con dos tercios de la deuda estudiantil.

¿En qué podría afectar a la economía?

Una mayor carga financiera afecta negativamente al consumo y al ahorro de las familias, al disminuir el consumo que tenían previsto. Por ejemplo, en realizar una compra de una vivienda o de un automóvil. Además, si suben los tipos de interés, automáticamente aumentan los impagos de dichos préstamos, lo que impacta en el sector financiero y en el conjunto de la economía americana. Recordemos que más del 90% de los préstamos estudiantiles están garantizados por el departamento de Educación de EE. UU. y en caso de que hubiera impagos masivos, afectaría al presupuesto del gobierno.

Sergi Casòliva
Gestor Multiactivo y Clientes Institucionales Júnior

Artículos Relacionados

ETIQUETAS

Ahorro / Análisis