27 de Julio 2021
Entre el ‘tapering’ y la inflación

En el primer semestre del año, los productos de renta fija que mejor comportamiento han tenido han sido los de mayor beta con los índices de high yield en Europa y EE. UU., subiendo alrededor de un 3,5% y los subordinados financieros (cocos) a escala global en torno a un +3%. Por el lado negativo, a los bonos del gobierno de EE. UU. y los europeos, que han presentado una rentabilidad del -2,4%, les ha afectado negativamente el alza de tipos de interés en el periodo (+55 puntos básicos en el caso del Treasury con vencimiento a 10 años y el Bund con +36 puntos básicos).

En lo que se refiere a los bancos centrales, si bien la Reserva Federal utilizó un tono más hawkish que podía hacer pensar que implementarían la retirada de los estímulos más pronto que tarde (tapering), duró poco con matizaciones posteriores por parte de Jerome Powell, como por ejemplo: «la inflación se ha disparado más de lo esperado pero sobre todo por componentes directamente ligados a la reapertura de la economía» o «la Fed no subirá tipos de forma preventiva por miedo a la inflación, esperará a datos reales de inflación ». En todo caso, sí que divergencias de la inflación (mayor en EE. UU. que en Europa) podrían provocar una desincronización en la retirada de los estímulos. Esto sería una novedad en lo que hasta el momento hemos destacado como acción coordinada de los bancos centrales en la implementación de la política monetaria expansiva.

Divergencias de la inflación (mayor en EE. UU. que en Europa) podrían provocar una desincronización en la retirada de los estímulos

En cuanto a curvas, la combinación de la recuperación económica alentada por el avance de la vacunación, una política fiscal expansiva y un tapering suave alentarían un aumento de los tipos de interés a largo plazo y una mayor pendiente (steepening) de la curva. El tema del potencial acuerdo sobre infraestructuras en EE. UU. y un aumento de la deuda deberían incidir en este camino.

En la zona euro seguimos más positivos en la periferia que en la zona core, ya que será la más beneficiada por el programa Next Generation EU, cuyos fondos irán llegando a los países después de que ya se haya iniciado la colocación de los bonos que lo financiarán en el mercado primario. También deberíamos potenciar los bonos inflation linked ante movimientos de la inflación que se demostrarán no tan temporales como creen los bancos centrales.

En crédito, los buenos resultados empresariales continúan apoyándolo. Estos activos se benefician de un mayor ratio de subidas de rating, una tasa de default que se prevé más baja que en las primeras proyecciones tras el inicio de la pandemia y una estrategia de las empresas para conservar liquidez y ajustar los gastos que mejoran las métricas de riesgo. Los datos publicados de PMI hacen prever una fuerte recuperación global, lo que también debería apoyar a la renta fija privada.

Debemos tener una mayor precaución con la duración de la cartera, que se debería gestionar activamente

Los segmentos que mejor comportamiento han tenido han sido aquellos relacionados con el reopening trade como las aerolíneas, los sectores cíclicos y los emisores ligados a las commodities, los bonos subordinados financieros y los high yield. Estos últimos han presentado un récord de ventas en el primer semestre del año, a la vez que su rentabilidad en EE. UU. ha tocado niveles históricamente mínimos del 3,75%.

La conclusión sería que desde el punto de vista del binomio riesgo/beneficio en lo referente a tipos, el riesgo es asimétrico, y en este entorno de recuperación económica global y de resultados empresariales que están batiendo las expectativas de los analistas, nos preocupa más la variable duración, que se debería gestionar activamente en las carteras, y menos, la evolución de los spreads de crédito, a los que aún vemos recorrido en una selectiva lista de emisores corporativos hasta llegar a los niveles anteriores a la pandemia.

Josep Maria Pon, CIIA
Director de Renta Fija y AMM Crèdit Andorrà Asset Management

ETIQUETAS

Análisis / Renta fija