11 de Julio 2022
El mercado se recupera; Elon quiere rescindir el acuerdo con Twitter

La semana pasada fue más corta por los festivos, pero se observó un fuerte repunte en las acciones de crecimiento liderado por las acciones de gran capitalización. Aunque el S&P 500 sumó un 1,9%, quedó eclipsado por la subida del 4,6 % del Nasdaq.  No resultó extraño que el Nasdaq se apoyara en el sector de los servicios de comunicación (+4,9%), el consumo discrecional (+4,6%) y la tecnología (+4,3%).  Dentro del sector tecnológico, el grupo de semiconductores fue particularmente potente, con unas ganancias del 6,5%.  Este mismo grupo había estado especialmente débil durante el mes de junio.  

A última hora del viernes, Elon Musk envió una carta oficial a la cúpula de Twitter en la que dejaba claro que quiere rescindir el acuerdo de 44 000 millones de dólares para adquirir Twitter.  Musk ha dicho en repetidas ocasiones que le preocupa el número de usuarios de Twitter que son cuentas de spam.  El director de Twitter, Bret Taylor, se apresuró a responder a Musk diciendo que planean emprender acciones legales con el fin de hacer cumplir el acuerdo de fusión.  Las acciones de Twitter bajaron un 6% en el mercado secundario.  

La semana pasada se publicaron las actas del FOMC de junio, en las que la Reserva Federal reconocía el riesgo de desaceleración del crecimiento debido al endurecimiento de la política y la preocupación de que el aumento de la inflación se consolide si el público empieza a cuestionar la decisión de la Reserva Federal. Los responsables políticos coincidieron en la conveniencia de adoptar una postura política restrictiva.  Esta postura fue reforzada por el Jobs Report del mes de junio.  La clave del informe era el fuerte crecimiento de NFP (372 000), el sólido crecimiento de los ingresos medios por hora (+5,1%) y el continuo aumento de los salarios (+0,3%). Por último, la tasa de participación de la población activa bajó en junio al 62,2% desde el 62,3%.

El petróleo WTI se vio presionado al comienzo de la semana, y cayó por debajo de los 100 USD por barril, un nivel que no se veía desde finales de abril. La preocupación por el crecimiento mundial alimentó las ventas del lunes y el martes. Sin embargo, en los dos días siguientes se produjo un rebote que volvió a elevar el componente energético por encima de los 100 USD. El crudo WTI terminó la semana a 105,06 USD por barril, lo que supone un descenso de 3,41 USD o un 3,1% desde el pasado viernes.

El índice del dólar subió casi un 1,8% durante la semana pasada, alcanzando un nivel no visto desde octubre de 2002. La mayor parte de la apreciación se produjo a expensas del euro, en medio de la constante preocupación por la repercusión de los altos precios de la energía en la economía europea.

Charles Castillo
Senior Portfolio Manager de Creand Wealth Management (Miami, EE. UU.)

ETIQUETAS

Informe semanal