5 de Diciembre 2022
El mercado reacciona de forma exagerada al discurso de Powell

El mercado comenzó la semana con un poco de resaca tras las vacaciones de Acción de Gracias.  Sin embargo, los inversores se animaron el miércoles tras el discurso del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. 

Los comentarios (y el tono) de Powell presumiblemente disminuyeron el temor a otra subida de tipos de 75 puntos básicos. Es cierto que el tipo de interés de los fondos federales sigue subiendo desde los niveles actuales, pero los inversores pueden prever un máximo en el tipo de interés oficial en torno al 5,00% en la primera mitad del próximo año. Si el FOMC decide aumentar el rango objetivo en 50 puntos básicos en la reunión de diciembre, el rango objetivo será del 4,25-4,50%.  Parece que fue una reacción exagerada porque el presidente de la Reserva Federal repitió casi todo lo que dijo tras la reunión del FOMC de noviembre.     

El temor del mercado a que Powell sonara como hawkish no se hizo realidad y eso se convirtió en un catalizador que acabó desencadenando un enorme rally de cobertura de cortos, ya que el S&P 500 superó la resistencia clave de su media móvil de 200 días. La fuerza del rally impulsado por Powell se puso a prueba cuando los inversores recibieron el viernes el informe de empleo de noviembre. El crecimiento de las nóminas no agrícolas fue mayor de lo esperado, la tasa de desempleo se mantuvo cerca de su mínimo de 50 años, el 3,7% y los ingresos medios por hora aumentaron un sólido 0,6 % mes a mes, con lo que suben un 5,1% año a año.

El informe en sí fue una buena noticia desde el punto de vista económico, pero el mercado lo vio como una mala noticia, pensando que retrasará cualquier eventual pivote de la Reserva Federal con su política monetaria. En resumen, el informe señala un aumento durante más tiempo con respecto al rango objetivo para el tipo de los fondos federales.  El retroceso inicial tras el informe de empleo hizo que el S&P 500 rompiera su media móvil de 200 días, pero al cierre del viernes el índice recuperó una posición por encima de ese nivel. En general, esta semana supuso otra victoria, dado que el mercado mostró una buena resistencia a los esfuerzos de venta y el S&P 500 mantuvo la línea en ese nivel técnico clave.

Nueve de los 11 sectores de S&P 500 cerraron la semana a la baja. Los servicios de comunicación (+3,3%) y el consumo discrecional (+2,1%) registraron las mayores ganancias. Por su parte, el sector financiero (-0,6%) y el energético (-2,0%) fueron los únicos sectores en rojo al final de la semana.  El S&P 500 ganó un 1,1% en la semana, mientras que el Nasdaq sumó un 2,1%.

En el mercado del Tesoro se produjeron grandes oscilaciones a la baja basadas en la idea de que tal vez la Reserva Federal no tenga que subir los tipos tanto como se teme. La continua inversión de la curva de rendimiento refleja la preocupación de que la Reserva Federal suba los tipos en un contexto de debilitamiento de la economía e invite a una recesión. El rendimiento de los bonos a 2 años cayó 19 puntos básicos hasta el 4,29%, y los de rendimiento a 10 años cayeron 18 puntos básicos hasta el 3,51%.

Adjunto
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager de Creand Wealth Management (Miami, EE. UU.)

ETIQUETAS

Análisis / CreamosValor / Informe semanal / Nuestra visión de los mercados / SomosExpertos