18 de Enero 2019
El legado de John Bogle

Uno de los gigantes del mundo de la inversión, John Bogle, falleció el miércoles a los 89 años. Bogle fue fundador de la gestora norteamericana Vanguard, que hoy en día gestiona 5 billones de dólares y está considerado el padre de la gestión pasiva e indexada.

Sus inicios no fueron fáciles. Creó el primer fondo en 1975, intentando demostrar que los fondos podían gestionarse sin un equipo que tomara decisiones. Después de disputas administrativas, en 1976 Vanguard lanzó el primer fondo índice, First Index Investment Trust, para inversores particulares. Ridiculizado por otros en la industria, el fondo no consiguió su objetivo y solo recaudó el 7% que estaba previsto. Hoy en día, el Vanguard 500 Index Fund se ha convertido en uno de los más importantes del sector, con más de 441.000 millones de dólares.

En 1977, Vanguard daría otro paso más en su ruptura con los mandatos de la industria al dejar de comercializar sus fondos a través de brokers y ofrecerlos directamente al inversor final. La compañía eliminó las comisiones de ventas, un movimiento que ha supuesto un ahorro de millones de dólares a sus partícipes.

Bogle aseguraba que su filosofía de inversión era el sentido común. Las mismas dos palabras que aparecen en el título de dos de los siete libros que publicó en vida (Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común y El pequeño libro para invertir con sentido común). También aconsejaba a los inversores ser disciplinados para poder ahorrar y no dejarse llevar por los movimientos diarios de los mercados.

“El tiempo es tu amigo, el impulso es tu enemigo. La paciencia es el don más importante del inversor. Llénate de ella, toma ventaja del interés compuesto y no te dejes seducir por los cantos de sirena del mercado.” 

El legado de John –Jack para amigos– fue promover productos que han presionado a la baja los costes de la industria y que en última instancia han beneficiado a los inversores particulares. Sus consejos para estos inversores se reducen a cuatro premisas básicas:

- Seguir una estrategia de inversión sencilla.

- Adoptar el largo plazo como periodo de inversión.

- Reducir los costes de inversión al máximo.

- Suprimir las emociones en la toma de decisiones.

Otro gran gurú,  Warren Buffet, ya lo avanzó en la carta anual que dirige a sus inversores de Berkshire Hathaway: “Si alguna vez se erige una estatua para honrar a la persona que más ha hecho por los inversores estadounidenses, Jack Bogle debería ser el elegido.“

 

Sergi Casòliva
Gestor Multiactivo y Clientes Institucionales Júnior

ETIQUETAS

Análisis / Economía