16 de Noviembre 2020
El entusiasmo por una vacuna provoca el cambio a valores cíclicos

La semana pasada, tras recibir las noticias de que la vacuna para la COVID-19 que están desarrollando conjuntamente Pfizer (PFE) y BioNTech (BNTX) presenta una eficacia su-perior al 90%, los inversores se apresuraron a adquirir valores sensibles económicamente.  El S&P 500 y Russell 2000 cerraron con subidas históricas, del 2% y el 6% respectiva-mente. Estos índices se beneficiaron del cambio a valores cíclicos. Sin embargo, el Nas-daq se resintió del fujo de dinero retirado de las tecnológicas y cerró la semana con una bajada del 0,6%.

Durante este periodo, el entusiasmo fue tal que los inversores ignoraron un enrome pico en nuevos casos de COVID-19 en los Estados Unidos. Los casos diarios superan ahora los 150.000 en todo el país. Asimismo, la ciudad de Chicago ha puesto en marcha una cuarentena de 30 días, mientras que la ciudad de Nueva York está estudiando el cierre de los centros educativos.  Además, Jerome Powell, presidente de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal, advirtió que la economía de los Estados Unidos deberá afrontar varias dificultades en los próximos meses.  Mitch McConnell, líder de la mayoría del Senado de los Estados Unidos, reiteró su postura de no apoyar un paquete de estímu-lo amplio. 

A pesar de todo lo mencionado, los inversores confían en que una vacuna ayude a la eco-nomía a recuperar los valores previos a la COVID-19 antes de la mitad de 2021.  Eli Lilly (LLY) reforzó esta confianza con el anuncio de que ha recibido una autorización de emer-gencia de la FDA para bamlanivimab, el anticuerpo neutralizador que la empresa está in-vestigando para el tratamiento de pacientes con COVID-19.  Por su parte, el mercado está convencido de que la transición del presidente Trump al presidente electo Biden se efec-tuará sin problemas.     

Download Spanish and English version
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Boletín semanal