26 de Abril 2022
 
El asesoramiento financiero y las enseñanzas tras dos años de pandemia


Decía Hobbes que “el hombre es un lobo para el hombre”, frase que veo muy adecuada para muchos inversores no profesionales. Al invertir nuestros ahorros, solemos convertirnos en lobos para nosotros mismos. Cuando las previsiones que realizamos no se cumplen, el cerebro tiende a buscar el daño. La evolución de los activos financieros suele ser errática y está sujeta a volatilidad, por lo que es prácticamente imposible prever nada, especialmente en el corto plazo.

SEGUIR LEYENDO>