11 de Enero 2021
El año comienza anticipando mayores estímulos

Las bolsas estadounidenses cerraron en máximos históricos la primera semana de operaciones del 2021. El S&P 500 cerró subiendo un +1,83%, el Dow Jones lo hizo un +1,61% y el Nasdaq, un +2,43%. Entre los sectores que más destacaron del S&P 500, el de energía comenzó el año con atrevimiento, subiendo un +9,31%, seguido por el de materiales, que subió un +5,68%, y el financiero, un +4,65%. Por el lado contrario, el sector que terminó la semana con mayores pérdidas fue el inmobiliario, que cayó un -2,55%.

El sector de energía se vio beneficiado la semana pasada después del sorprendente anuncio de Arabia Saudita de reducir la producción en 1 millón de barriles por día en febrero y marzo. Esto ha hecho que las perspectivas de suministro sean más estrictas antes de lo previsto. El Brent cotizaba el viernes por la tarde a 56,36 dólares por barril y el WTI lo hacía a 52,24 dólares por barril.

En líneas generales, los mercados comenzaron el año cayendo, el lunes, pero el resto de la semana se recuperaron a medida que crecían las expectativas de un aumento del estímulo fiscal. El caótico escenario que se dio en el Capitolio junto con los decepcionantes datos de desempleo tuvieron poco efecto en los mercados. Durante diciembre la economía de los Estados Unidos perdió 140.000 empleos cuando se esperaba que creciera de 50.000. Esta caída inesperada se da en medio de un aumento de nuevos contagios de Covid-19.

Los tipos de interés de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años subieron durante la semana pasada hasta alcanzar niveles máximos en los últimos meses y se mantuvieron por encima del 1% tras el triunfo de los demócratas en el Senado.

Download (Spanish & English version)
Elizabeth Penagos
Junior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Análisis / Estados Unidos / Nuestra visión de los mercados