10 de Mayo 2022
Cuestionando el dominio del dólar

En vista de las históricas sanciones económicas aplicadas por EE. UU. y sus aliados contra Rusia, el mes pasado supimos que Arabia Saudita estaba considerando aceptar pagos denominados en renminbi en lugar de dólares estadounidenses (USD) por sus exportaciones de petróleo a China. Este hecho pone en duda el dominio del dólar en lo que concierne a la facturación comercial.

Las discusiones sobre la posibilidad de que el dólar estadounidense pierda terreno como moneda de reserva global surgen periódicamente, pero encontrar un sustituto no es tan fácil. El dólar estadounidense domina claramente el comercio internacional. Según el FMI, en 2020, más de la mitad de las exportaciones no estadounidenses y fuera de la UE estaban denominadas en dólares. Esta participación asciende al 75% en los mercados emergentes asiáticos y al 100% en América Latina. Estas cifras han cambiado poco en las últimas dos décadas.

Además, a partir de septiembre de 2021, los depósitos en eurodólares (pasivos de depósitos bancarios denominados en USD mantenidos fuera de los EE. UU.) ascendieron a 17 billones de dólares americanos, el doble del equivalente de todas las demás monedas del mundo combinadas. Si bien el porcentaje de las reservas de los bancos centrales en USD ha perdido terreno (ha pasado del 71% en 1999 a solo el 59% en 2021), los beneficiarios, en su mayoría, son las monedas occidentales que han establecido vínculos con el dólar.

Los bonos del Tesoro de EE. UU. siguen siendo el activo seguro a elegir cuando los mercados van a la deriva

El yuan, que se cita a menudo como un posible sustituto futuro del USD, solo representa algo más del 9% de estas reservas. La falta de voluntad de China para aflojar su control sobre el comercio en renminbi en el extranjero, la falta de cuentas de capital abiertas y su modelo político autoritario obstaculizan su atractivo como moneda de reserva global.

La fiabilidad, la flexibilidad y la liquidez del dólar también explican por qué el índice del dólar estadounidense ha subido un 3,5% hasta la fecha durante estos tiempos de gran incertidumbre. ¡No olvidemos que los bonos del Tesoro de EE. UU. siguen siendo el activo seguro a elegir cuando los mercados van a la deriva!

Jadwiga Kitovitz, CFA®
Directora Gestión Multiactivo y Clientes Institucionales de Crèdit Andorrà Asset Management

ETIQUETAS

Divisas / Informe trimestral