17 de Mayo 2017
Buenos días desde América

Los índices más importantes se están dejando un 0,8% esta mañana tras la noticia del New York Times que Donald Trump había presionado, el febrero pasado, al anterior director del FBI, James Comey, para que cerrara la investigación abierta sobre Michael T. Flynn, el anterior consejero de seguridad nacional. Flynn, un general ya jubilado, estaba siendo investigado por posibles vínculos con Rusia así como por su posible implicación en la intromisión rusa durante las elecciones.    

Presuntamente, Comey se habría reunido en privado con el presidente Trump el 14 de febrero. En aquella ocasión el presidente le habría dicho, en relación a la investigación sobre Comey: “Espero que puedas dejarlo correr”. Según el informe, Comey habría redactado un memorándum sobre su reunión con Trump que habría sido filtrado a la prensa por un adjunto a Comey. Aparentemente, Comey habría compartido este memorándum con varios oficiales de alto rango del FBI, los cuales decidieron mantener secreta la grabación de la conversación con el fin de no influir en los agentes que estaban trabajando en la investigación rusa.  

Si bien este escándalo ha estado en la retaguardia durante semanas, explotó la semana pasada cuando el presidente Trump tuiteó lo siguiente:

Según parece, Trump tenía conocimiento de que Comey (o uno de sus adjuntos) estaba amenazando con filtrar la conversación privada que ambos mantuvieron sobre Flynn. Más aún, tras esta noticia, la Casa Blanca hizo una declaración negando que el presidente Trump hubiera pedido a Comey cerrar la investigación, a la vez que, la semana pasada, el director en funciones del FBI, Andrew G McCabe, declaró ante el Senado que “no había habido ninguna presión para obstaculizar la investigación”.

Por su parte, los demócratas solicitan la destitución de Trump por obstrucción a una investigación. Dicho esto, el Congreso, controlado por los republicanos, necesitará muchas más pruebas que un simple informe anónimo para destituir al presidente, si bien puede solicitar la entrega del memorándum de Comey y citarlo como testigo.

Impacto en el mercado

El mercado ha reaccionado con una tendencia claramente negativa a estas noticias, dado que los inversores temen que los escándalos políticos obstruyan los esfuerzos de la administración para aprobar las reformas fiscales y reguladoras, ya que tanto el presidente como su personal van a estar muy ocupados en la preparación de su defensa.

Existía la sensación en el mercado de que estos catalizadores estaban a meses de distancia y de que el mercado se encaminaba hacia un verano tranquilo. Sin embargo, puede producirse un retroceso importante si el Congreso obliga a Comey a testificar y ratifica lo que menciona el memorándum sobre la reunión mantenida con Trump. Si éste fuera el caso, se avecinan tiempos difíciles para los republicanos, y ello sin considerar una posible destitución, si bien una moción de censura parecería más factible. En su caso, sería un testimonio de una enorme trascendencia para una persona que ha desempeñado un papel muy injustificado en política (me viene a la cabeza la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton justo antes de las elecciones).    

Download (spanish & english version)
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Buenos Días