14 de Febrero 2018
Buenos días desde América

Esta mañana temprano los futuros se movían al alza y parecía que íbamos a seguir con las subidas de los últimos tres días. Esto fue así hasta que a las 8.30 h (hora del este de los EE. UU.) se publicaron los datos del índice de precios al consumo (IPC), que mostraron un aumento más fuerte de lo esperado en la inflación, lo que causó que los futuros se retiraran hacia terreno negativo. Mientras escribimos estas líneas, tanto los futuros del S&P 500 como los del NASDAQ caen un 0,8%.

El IPC del mes de enero subió un 0,5%, lo que está por encima del consenso, de 0,4%. El IPC básico (excluye alimentación y energía) también salió más elevado de lo esperado, en un 0,3% (consenso de 0,2%). El cambio en el IPC básico fue el mayor incremento en esta métrica desde enero de 2017. Para el periodo de 12 meses que acabó en enero, el IPC sube un 2,1%, lo que de hecho representa un descenso desde la lectura de 2,2% del periodo de 12 meses que acabó en diciembre. En esa misma línea, el IPC básico sube un 1,8%, lo que representa un aumento desde el dato anterior de 1,7%. El mayor contribuyente al aumento del IPC fueron las viviendas, aunque medicina y automóviles también contribuyeron. La rentabilidad del bono a 10 años del Tesoro estadounidense sube 4 puntos básicos, hasta el 2,86%.

Los datos del IPC no son las únicas malas noticias; el dato de las ventas minoristas del mes de enero también decepcionó. Las ventas minoristas cayeron un 0,3% en enero, mientras que el consenso esperaba un aumento del 0,2%. Para empeorar aún más las cosas, los datos de diciembre se redujeron desde un +0,4% hasta 0. Las ventas minoristas de enero excluyendo automóviles salieron planas en el mes. Os recordamos que las ventas minoristas son uno de los componentes del cálculo del PIB, así que estos datos débiles ensombrecerán el PIB del primer trimestre.

Download (spanish & english version)
Charles Castillo
Senior Portfolio Manager Beta Capital Wealth Management

ETIQUETAS

Buenos Días